sábado, 6 de noviembre de 2010

1.010. El canto del cisne de las sirenas

Tras el éxito de la Odisea, todo el mundo aprendió los trucos para escapar a los cantos de sirenas. Éstas no tardaron en quedarse sin existencias: los marineros aguantan muy poco bajo el agua.

Con el tiempo, las sirenas se dividieron en dos subespecies: las lesbianas y las necrófilas. Más tarde se extinguieron.

5 comentarios:

Alís dijo...

El riesgo de esquilmar otras especies es que acabamos con la nuestra. Deberíamos aprender la lección.

Está muy bueno

Un beso

La Zarzamora dijo...

Ya te vale, ya. Pobres sirenitas, mira que hacerlas desaparecer así. Qué bruto!!! :)

Besos, Al.

al dijo...

Alís: Gracias.

Zarzamora: Las brutas son ellas, secuestrando marineros y pagando a Disney para que les haga un lavado de imagen.

Cris Purrusalda dijo...

muy bueno! acabo de descubrirte y me encantan tus microcuentos, lo comparto en mi facebook para que te conozca más gente, por cierto, soy cuentacuentos, te importaría si alguna vez cuento alguno o tienes derechos de autor?? un abrazo

al dijo...

¡Muchas gracias, Cris! Puedes contar todos los cuentos que quieras, faltaría más (aunque si mencionas al autor, te estaré doblemente agradecido).