jueves, 31 de diciembre de 2009

700. La venganza del Fénix; o: El Fénix de la venganza

El Fénix ha empezado su nueva vida vengándose de quienes lo incineraron en contra de su voluntad. Paradójicamente, este regreso a la acción le ha devuelto la alegría de vivir (lo que, por otra parte, resulta perfectamente compatible con el sentimiento de culpa ocasionado por la venganza).

miércoles, 30 de diciembre de 2009

699. El sastrecillo exterminador

—Ahora mismo no lo necesitamos, pero no se vaya muy lejos. Volverán. Siempre vuelven.

A lo largo de su vida, el sastrecillo había conocido a mucha gente peculiar. Pero el alcalde de Hamelín era el más peculiar de todos.

martes, 29 de diciembre de 2009

698. El regalo

Marta se quedó sin regalo. Como era secreto, no apareció el culpable. No quiso darle importancia, pero a su alrededor todo eran miradas incómodas. La fiesta no remontó y a una hora temprana surgieron las primeras excusas: la canguro, la comida de mañana, el cansancio acumulado… Poco después de la medianoche, Marta se quedó sola.

—¿Qué te ha parecido el regalo?
—¿Qué regalo? —preguntó Marta, justo antes de darse cuenta de que algo no encajaba—. ¿Quién…?
—Yo —respondió el amigo invisible—. Yo soy el regalo.

lunes, 28 de diciembre de 2009

697. Revolución Francesa

CINNA. ¡No soy Cinna el conspirador!
CIUDADANO CUARTO. No importa: se llama Cinna: arrancadle el nombre del corazón, y que se vaya por ahí.

WILLIAM SHAKESPEARE, Julio César

Ante la duda, guillotinan a los dos Marqueses de Carabás.

domingo, 27 de diciembre de 2009

696. El alcalde de Carabás

El alcalde acaba de entregar la llave de la ciudad al Marqués de Carabás.

Todos aplauden llenos de emoción. Todos menos el auténtico Marqués de Carabás.


NOTA FICTICIA: Marqués de Carabás es el título ficticio de un personaje ficticio, como Rey de España o Duquesa de Alba. Cualquier parecido con personajes reales o aristocráticos es pura coincidencia.

sábado, 26 de diciembre de 2009

695. La dignidad

—Lo siento —dijo el limpiabotas—, pero yo tengo mi dignidad.
—Yo también —replicó el gato.

viernes, 25 de diciembre de 2009

694. La edad del pavo

Blancanieves ya no tiene edad para que le cuenten cuentos de hadas. Ni de hadas ni de Paulo Coelho.

Sin embargo, la revista Súper Pop no la ha preparado para lo que tiene que venir.

jueves, 24 de diciembre de 2009

693. Amigos

Eran los mejores amigos. Y lo siguen siendo, aunque no se han visto desde que acabaron el colegio. Uno de ellos es un amigo imaginario. El otro, también.


¿Quién ha dicho que los amigos imaginarios no pueden tener imaginación? Sí la tienen. Vaya si la tienen. Yo, sin ir más lejos, tenía uno. En serio, ¿no te lo había dicho? Tenía un amigo imaginario. Lo nuestro sólo duró unos meses: él no tardó en imaginarse otro amigo.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

692. Get back (con la frente marchita)

Tras el fracaso de sus respectivas carreras en solitario, el Perro y el Burro se han reunido de nuevo. Al ser los ex miembros menos carismáticos de la banda, han reclutado a otro gato.

—Podríamos repetir la performance de la torre —propone el Burro—. Ya sabes, cuando asustamos a los ladrones.
—Por mí vale —dice el Perro—. Pero éste no se sube encima mío con esas botas.

martes, 22 de diciembre de 2009

691. Mister Jekyll

Hyde se ha convertido en un ciudadano respetable y Jekyll tiene que buscarse otro cabeza de turco.

lunes, 21 de diciembre de 2009

690. La contraseña

—Cuando diga una palabra que sólo yo conozco, despertarás.

Un instante después, el hipnotizador cae fulminado. Vamos, que se muere.

domingo, 20 de diciembre de 2009

689. Médium II

—¿Me está diciendo que no puede contactar con mi nieto?
—Lo que digo es que lo lleva otra red de médiums.
—Ya, pero… Disculpe, me están llamando.

sábado, 19 de diciembre de 2009

688. Médium

—¿Me está diciendo que no puede contactar con mi abuelo?
—No, sólo soy una médium.
—¿Entonces…?
—Yo sólo entro en contacto con otro médium, que es quien se pone en contacto con tu abuelo.
—¿Y cómo lo hace?
—Lo llama por teléfono. —La médium suaviza su expresión; casi podría decirse que sonríe—: ¿Es tu primera vez?
—Sí —responde el joven difunto.

viernes, 18 de diciembre de 2009

687. La chistera

El mago concluye el espectáculo haciendo regresar al conejo al interior de su chistera. Segundos después, el público de Berlín aplaude entusiasmado. Entretanto, el conejo sale de otra chistera. El público de Montevideo aplaude entusiasmado.

jueves, 17 de diciembre de 2009

686. Tengo un puñal

Tengo un puñal clavado en el corazón. Si me lo quito moriré, por eso prefiero dejarlo como está. No molesta, y me he acostumbrado a su presencia. Es reconfortante saber que, cuando me canse de esta puta vida, sólo tengo que arrancármelo.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

685. Yo no maldigo mi suerte (porque minero morí)

Los mineros ya no cantan “Aivó” ni “Soy minero”. Se limitan a caminar en silencio, como zombis. De hecho, son zombis atados a un contrato que les impide jubilarse hasta que no hayan pagado la última letra de la hipoteca.

martes, 15 de diciembre de 2009

684. Doctor Hyde II

Aunque Hyde asiste a las clases nocturnas, muchos estudiantes aseguran habérselo encontrado en los exámenes diurnos.

lunes, 14 de diciembre de 2009

683. Doctor Hyde

Mister Hyde ha decidido sentar la cabeza y dedicarse a la medicina. El doctor Jekyll le ha ofrecido compartir su consulta, pero antes Hyde tiene que pasar por unos engorrosos trámites, el primero de los cuales consiste en presentarse a las pruebas de acceso a la universidad para mayores de veinticinco años.

domingo, 13 de diciembre de 2009

682. Seguridad aérea

El gobierno de Oz ha enviado una delegación a Kansas con la intención de negociar la nueva normativa de seguridad en los tornadopuertos.

Se prohibirán determinados líquidos en el equipaje de mano, los perros deberán ir enjaulados, y las casas tendrán que envolverse con ristras de luces de Navidad.

sábado, 12 de diciembre de 2009

681. A punta de rifle

Jasón acaba de pillar el vellocino de oro, cuando aparece un viejo actor con un rifle (sí, ese en quien todos estáis pensando) y le prohíbe tajantemente adorar falsos ídolos.

viernes, 11 de diciembre de 2009

680. El ciberflautista de Hamelín

El flautista del futuro limpia Hamelín de ratas. Lo de limpiar es un decir: los ultrasonidos que desprende su instrumento hacen que a las ratas les explote la cabeza.

El alcalde contempla desolado los sesos de roedor que se hallan esparcidos por toda la ciudad. Aunque la rabia le corroe, ha aprendido la lección y cumple su parte del trato.

Al día siguiente, Futuratrix se materializa junto al equipo de limpieza.

jueves, 10 de diciembre de 2009

679. A punta de pistola

—¡Esto es un atraco!
—Lo siento, señor, pero la oficina está cerrada —dijo el cajero automático.
—Mejor —dijo el atracador automático.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

martes, 8 de diciembre de 2009

677. La tumba de Julieta

En la lápida lo pone bien claro: Julieta Capuleto. Entonces, ¿por qué no va a estar su cuerpo dentro de la tumba? ¿Por qué se empeña en creer que sigue viva?

—Porque sigo viva. —No lo dice muy convencida.

Han pasado más de veinte años desde que enterraron a Verónica Capuleto. Ella, que estaba tan enamorada de Romeo que fingió ser su novia hasta después de muerta.

—Idiota —murmura Julieta. No sabe si se lo dice a su hermana gemela o a sí misma. Porque ¿hay algo más idiota que sobrevivir al propio suicidio? ¿Hay algo más estúpido que sobrellevar una viudez clandestina?

Una mano se posa en su hombro. Si no es la de Romeo, se le parece mucho.

lunes, 7 de diciembre de 2009

676. Antipepito Grillo

Pinocho aprendió a mentir gracias al espejo de la madrastra, que de algún modo había ido a parar al taller de Gepetto.

—Miente, miente, miente… —le instigaba el espejo.

Momentos después, una nariz de madera lo atravesó (como Alicia, pero a lo bestia).

domingo, 6 de diciembre de 2009

675. Horas de visita

Sucedió unos días antes de que la Bella Durmiente cumpliera un mes de dormida. Sus padres estaban a su lado, discutiendo.

—Perdón, me he equivocado.

El príncipe Tímido no volvió nunca más.

sábado, 5 de diciembre de 2009

674. Carnaval

Los demonios no celebran Halloween, sino el Carnaval. Aunque ellos no se disfrazan: poseen.

viernes, 4 de diciembre de 2009

673. Patético

Ni siquiera puedo hacerme un harakiri. ¿Hay algo más patético que ser un muñeco de futbolín?

jueves, 3 de diciembre de 2009

672. La rueda

La rueda gira y gira y gira. Y aunque quiere parar, sigue girando.

Si parara, el hámster empezaría a dar vueltas.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

671. Día de Vivos

Una vez al año, los difuntos acuden a visitar a sus familiares vivos. Les llevan flores invisibles e inodoras, y rezan por sus cuerpos mortales.

Cuando este día cae en martes o jueves, muchos difuntos aprovechan el puente para ir a la nieve. A los muertos les encanta esquiar, y prefieren hacer largas colas esperando un telesilla que estarse veinte minutos con sus vivos.

Los más viejos lamentan que se pierda la tradición, pero no pueden predicar con el ejemplo: hace mucho tiempo que se quedaron sin parientes vivos a los que visitar. Además, a ellos también les gusta esquiar.

martes, 1 de diciembre de 2009

670. Otro deporte

En lugar de pelotas, en el béisjed se juega con cabezas reducidas de viejas glorias de este deporte. No siempre ha sido así: al principio, se jugaba con cabezas reducidas de viejas glorias del béisbol.

Cuando una cabeza está muy gastada, se subasta entre coleccionistas. A diferencia de los cromos, no hay cabezas repetidas.

lunes, 30 de noviembre de 2009

domingo, 29 de noviembre de 2009

668. Hamelín II

Las ratas han regresado y los propietarios de los restaurantes que habían cerrado no se atreven a abrir de nuevo.

sábado, 28 de noviembre de 2009

667. El campo

La gente del campo contrata a la misma agencia de publicidad. Las ratas regresan a la ciudad. La agencia sólo quiere cobrar la mitad: después de todo, sólo han tenido que hacerle unos retoques a la campaña original.

viernes, 27 de noviembre de 2009

jueves, 26 de noviembre de 2009

665. Los publicitarios de Hamelín

Hamelín se ha llenado de carteles y vallas publicitarias. El contenido es siempre el mismo: Ven a descubrir el campo, paraíso de los roedores. La imagen muestra a dos ratas abrazadas, con el sol poniéndose tras las montañas. Sorprendentemente, ha funcionado: todas las ratas han emigrado al campo.

El alcalde no quiere pagar a la agencia de publicidad: los acusa de romper la armonía estética del espacio urbano.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

664. Público objetivo

La tele me habla a mí. A mí y a nadie más. Los programas, las series, los telediarios y las noticias de los telediarios (la política, los deportes, las guerras): todo lo hacen pensando en mí.

Los anuncios de coches que jamás me compraré y los estudios de audiencia también los hacen para mí. Para confundirme.

martes, 24 de noviembre de 2009

663. Anúnciese aquí

Hola, soy Gabriel, ángel de la venganza, la muerte y la resurrección. Entre mis obras más conocidas se encuentra El Corán. He sido encarnado por actores de la talla de James Earl Jones, Malcolm McDowell y Enrique San Francisco.

Bueno, a lo que iba: venía a decirte que estás gestando en tu vientre al hijo de Dios. Pero no te preocupes. El jefe ha aprendido la lección, y no quiere otro mesías. En lugar de eso, su nuevo hijo será ateo. Por probar, a ver qué tal. De momento, no se lo digas a nadie. Bueno, de aquí a un tiempo se lo podrás decir a tu hijo, si quieres. De todos modos, no te creerá.

lunes, 23 de noviembre de 2009

662. En la Luna

Por un lado, están los partidarios de construir campos de golf. A su favor está el hecho de que ya tienen colocados los hoyos y las banderas; además, la gente que puede permitirse un viaje a la Luna pertenece a un estatus social proclive a este deporte. En su contra está que hay que regarlos mucho.

Por otro lado, están los partidarios de construir canchas de baloncesto. La reducida gravedad redunda en una mayor espectacularidad. Aunque todo resulta más lento, pero ¿quién tiene prisa? Además, es más fácil insertar publicidad en mitad de una jugada.

domingo, 22 de noviembre de 2009

661. El hijo del alquimista

Hace cuarenta años que no le dirige la palabra a su padre. Exactamente, desde el día en que halló a su soldadito de plomo convertido en soldadito de oro.

sábado, 21 de noviembre de 2009

viernes, 20 de noviembre de 2009

659. Soy bicéfalo

No somos siameses. En realidad, no somos. Soy. Tengo dos cabezas, pero una sola conciencia. Lo que veo, lo veo con mis cuatro ojos. Lo que oigo, lo oigo con mis cuatro orejas. Lo que saboreo, lo saboreo con mis dos lenguas. Cuando hablo, puedo usar cualquiera de las dos bocas, o las dos a la vez. Y cuando me duele la cabeza, me duele una, la otra, o las dos a la vez (no se lo deseo a nadie).

Sin embargo, a veces siento que hay otra conciencia, agazapada. Siento que en cualquier momento abrirá la boca. Cualquiera de las dos, o las dos a la vez.

jueves, 19 de noviembre de 2009

658. Franquicia III

El náufrago ya no está solo en la isla: ahora lo acompaña un tal Viernes, al que acaba de nombrar Empleado de la Semana.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

657. El cuco

Antes salía. Todas las horas, durante unos segundos. No era mucho, pero le bastaba para saber que el espacio exterior (lo que él llama espacio exterior: un salón lleno de cachivaches de porcelana) no le gusta nada. Por eso ya no sale. Prefiere permanecer encerrado en su reloj, contemplando los mecanismos internos del tiempo.

En toda su complejidad, el tiempo le resulta mucho más inteligible que las figuras de Lladró. De hecho, ha desarrollado unas teorías que pondrían del revés la física cuántica. Sin embargo, no las quiere compartir con nadie. Que se jodan.

martes, 17 de noviembre de 2009

656. Bomba de relojería

—Faltan ocho segundos.
—¿Y tú te lo crees?
—¿Tú no?
—Creo que es una posibilidad. Pero no hay que fiarse de alguien capaz de poner una bomba, ¿no te parece?

lunes, 16 de noviembre de 2009

655. El castillo II

Una lágrima cayó en la arena (como dijo Peret) y el castillo se desplomó.

Fue la gota que colmó el vaso.

domingo, 15 de noviembre de 2009

sábado, 14 de noviembre de 2009

653. Las agujas

Para vencer a los pretendientes, Teseo (el otro, el de toda la vida) debe enhebrar, de un solo disparo de ballesta, siete agujas puestas en fila.

—Esta vez te has pasado —le dice a Ariadna.

viernes, 13 de noviembre de 2009

652. Teseo, la mosca

Teseo, la mosca, vuela en busca del Minoaracno. Éste se encuentra en el centro de una compleja telaraña, lo que nos lleva a suponer que la cosa no va a ser coser y cantar.

—Menos mal que tengo un hilo —se tranquiliza Teseo.

jueves, 12 de noviembre de 2009

651. Penélope, la araña

Penélope, la araña, ha dejado de tejer.

—Era un sinvivir —recuerda—: cada dos por tres, la tela se me llenaba de moscas y tenía que deshacerla.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

650. Manspider

La Araña Hombre es tan hombre que se precia de no haber tejido en su vida.

—¿Tejer? —exclama—. Eso es cosa de mujeres.

De Arañas Mujeres, claro.

martes, 10 de noviembre de 2009

649. Manbat

Manbat (el Murciélago Hombre) es ciego, como Daredevil. También es capaz de volar y quedarse colgado del techo.

Es el rey de la Caverna de los Ciegos. Sin embargo, pasa largas temporadas fuera, pues en la caverna no hay supervillanos que combatir. Ya hace tres meses que sus súbditos no le ven el pelo; o no se lo verían, si pudieran ver. Y claro, se han ido animando y ha estallado una revolución. Una revolución pacífica, todo hay que decirlo: el único que está en desacuerdo es el rey; o estaría en desacuerdo, si hubiera sido informado.

De todos modos, a Manbat le trae bastante sin cuidado; o le traería, etcétera. Ha leído a Platón, edición braille, y sabe que los habitantes de la caverna sólo ven sombras; o las verían, si pudieran.

lunes, 9 de noviembre de 2009

648. Antiguo

Hace un mes, el anticuario dejó el negocio.

—Lo antiguo ya no está de moda —me explicó el otro día—. Se ha quedado anticuado.

domingo, 8 de noviembre de 2009

647. El indulto

El indulto le llegó de la forma más inesperada: el propio rey cortó la soga.

—Gracias —dijo el ex ahorcado. O lo habría dicho, si su garganta no hubiera estado sometida a tanta presión.
—De nada —respondió Alejandro—. Ha sido un placer.

sábado, 7 de noviembre de 2009

646. Siempre vuelven

Cuando el asesino regresó, la policía lo estaba esperando.

—Siempre vuelven al lugar del crimen —dijo el subinspector Aranda.
—Ya, pero… —El agente Díaz no concluyó la frase. Llevaba dos semanas en el cuerpo y no quería meter la gamba. Se limitaría a ponerle las esposas al suicida.

viernes, 6 de noviembre de 2009

645. El sueño del lobo

El lobo soñó que era la abuelita. Al despertar, no sabía si era la abuelita soñando que era el lobo, o si era el lobo poseído por el espíritu de la abuelita, que le estaba repitiendo.

jueves, 5 de noviembre de 2009

644. El secreto del cangrejo

El cangrejo ha desarrollado una extraña habilidad que le permite retroceder en el tiempo. Sólo tiene que caminar hacia delante.

En realidad, es más complicado, pero no estoy autorizado a desvelar su secreto.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

643. Castillos en el aire II

Renunciando a sus principios, el arquitecto ha aceptado el encargo de hacer un castillo en el aire.

El proyecto es mucho más difícil de lo que creía. Por ejemplo, ¿dónde sitúa las mazmorras?

martes, 3 de noviembre de 2009

642. Oposición

El Demonio se ha cansado de hacer oposición. Tal como está el mundo, no entiende que no haya habido migraciones masivas a su partido.

En realidad, sí ha habido, pero en sentido contrario: muchos simpatizantes del Demonio se han pasado al partido de Dios. Nada nuevo, por otro lado.

lunes, 2 de noviembre de 2009

641. Círculo

—Ginebra me engaña de nuevo —dijo Arturo.

A Lanzarote se le atragantó el jabalí.

—¿Estás seguro? —consiguió articular, al fin.
—¿Que si estoy seguro? Tan seguro como que el otro día la pillé montando una mesa redonda.

No hace falta que os diga que de este modo irrumpieron las sagas escandinavas en el ciclo artúrico. En otras palabras: aquélla fue la primera franquicia de Ikea de que se tiene constancia.

domingo, 1 de noviembre de 2009

640. Triángulo

—Ginebra me engaña —dijo Arturo.

A Lanzarote se le atragantó el pollo.

—¿Estás seguro? —consiguió articular, al fin.
—¿Que si estoy seguro? Tan seguro como que anoche la pillé con el hombre de la tónica.

No hace falta que os diga que aquél fue el primer gin-tonic de la historia.

sábado, 31 de octubre de 2009

639. La bifurcación III

La abuelita tampoco había leído a Borges. En cambio, sí conocía el cuento de la Caperucita.

Pero lo había olvidado.

viernes, 30 de octubre de 2009

638. Cuento soez

El padre del perro salchicha era un perro caliente. Tan caliente que se folló a una salchicha.

jueves, 29 de octubre de 2009

637. El argot

—Tengo una sed que te mueres.
—Será que te mueres —corrigió la medusa.
—No, que te mueres.

miércoles, 28 de octubre de 2009

636. Los cítricos

En el frutero coinciden las naranjas con los limones. Alguien ha creído que sería una buena idea juntar las dos clases de cítricos.

No ha sido una buena idea.

martes, 27 de octubre de 2009

635. De nuevo, el último verano II

Dicen que donde ha sucedido una desgracia es más probable que toque la lotería de Navidad.

El gordo cayó muy cerca del bosque incendiado.

Concretamente, en el bolsillo de la cerillera muerta.

lunes, 26 de octubre de 2009

634. Los críticos

A C.M.


En la sala de proyección coinciden los críticos cinematográficos con los críticos gastronómicos. Alguien ha creído que sería una buena idea juntar el estreno de la película con el lanzamiento de las nuevas palomitas.

No ha sido una buena idea.

domingo, 25 de octubre de 2009

633. La bifurcación II

Caperucita no conocía a Borges, pero tampoco conocía el cuento de la Caperucita.

El lobo, tampoco.

sábado, 24 de octubre de 2009

632. La bifurcación

El sendero se bifurcaba y al lobo se le presentaba una disyuntiva. No sabía si engañar a Caperucita o hablarle de Borges.

viernes, 23 de octubre de 2009

631. Beso

Como la Dama, el Vagabundo y el espagueti, pero con Ariadna, Teseo y un hilo dental.

jueves, 22 de octubre de 2009

630. J., Jonás J.

Jonás J. está pluriempleado. De 8 a 5 trabaja de espía. De 6 a 9, de contraespía. Son menos horas, pero tiene paga de beneficios.

martes, 20 de octubre de 2009

628. La prórroga

Como en un cuento de Borges, pero no exactamente, el portero pidió prórroga.

El balón se detuvo a escasos metros de la portería. Y no sólo el balón: los jugadores, el árbitro, el público en las gradas, todo el mundo se detuvo. El portero, también.

Se preguntó cuánto duraría.

También se preguntó si la expresión “cuánto duraría” (o “cuánto durará”, porque la formuló en futuro) era válida, dadas las circunstancias.

lunes, 19 de octubre de 2009

domingo, 18 de octubre de 2009

sábado, 17 de octubre de 2009

625. Sueños comunicantes (una hipótesis)

Cuando la Bella Durmiente despertó, otra princesa se quedó dormida.

Tal vez el guisante no había tenido nada que ver.

viernes, 16 de octubre de 2009

miércoles, 14 de octubre de 2009

622. Sin pretensiones II

El escritor consagrado gana el concurso. Enviará a uno de sus negros a recoger el premio.

martes, 13 de octubre de 2009

621. Sin pretensiones

El escritor consagrado se presenta a un concurso literario para aficionados. Como seudónimo, usa su propio nombre (otros firman como Vladimir Nabokov, Rosalía de Castro o Benito Pérez Galdós). Sabe que no ganará, pero le gusta ver en una página web sus primeros y pretenciosos relatos.

lunes, 12 de octubre de 2009

620. Perfecto imperfecto

—Nadie es perfecto —dice Dios (no Billy Wilder, sino el Otro).

No se equivoca. No esta vez.

domingo, 11 de octubre de 2009

sábado, 10 de octubre de 2009

618. El relámpago

En realidad, hubo un científico que sí se dio cuenta, pero no le apetecía nada tener que dar explicaciones (sobre todo a la pregunta de por qué no había estado viendo el partido).

viernes, 9 de octubre de 2009

617. El trueno

Por primera vez en la historia, el trueno llegó antes que el relámpago.

Todos los científicos estaban pendientes del partido (jugaba el Rayo, para más inri) y no se percataron. Menos mal.

jueves, 8 de octubre de 2009

616. El trueque

—¡Mi reino por un caballo! —dicen que dijo.

Así, a lomos de su recién adquirido caballo, emprendió la reconquista del reino.


(Es un poco como la historia del tipo que atraca al que le acaba de vender la pistola.)

martes, 6 de octubre de 2009

614. La luz

El ciego tiene miedo a la muerte. No tanto a la muerte en sí como al momento de enfrentarse a la famosa luz.

Nunca ha visto una luz. No sabe qué aspecto tiene. Se lo puede imaginar, claro, pero ¿y si se equivoca y se va para otro lado?

lunes, 5 de octubre de 2009

613. La gallinita ciega

La Asociación Contra el Maltrato de las Aves de Corral acaba de retirar su denuncia contra el juego de la gallinita ciega.

—Ha sido un terrible malentendido —ha declarado el presidente de ACMAC.

domingo, 4 de octubre de 2009

612. Riña

La Cultura no está reñida con el Espectáculo.

Antes sí, lo que daba lugar a peleas de barro antológicas. Siempre ganaba el Espectáculo, por supuesto.

sábado, 3 de octubre de 2009

611. Precios

—Los precios de los pisos estás por las nubes —murmura el barrendero.

Siempre ha sido aficionado a comentar lo evidente, sobre todo mientras barre las nubes.

viernes, 2 de octubre de 2009

610. En el país de los ciegos VII

El Cíclope es el nuevo rey.

—Se veía venir —comentan los observadores (que, como ya sabrán, son ciegos).

jueves, 1 de octubre de 2009

609. En el país de los ciegos VI

El Cíclope puede tolerar muchas cosas. Pueden insultar a su padre (el rey Tuerto, como ya se ha dicho) o a su madre (que no tenía ojos), y no se inmutará. Pero que a nadie se le ocurra hacer broma a costa de su afición a la literatura de Tolkien.

El golpe de estado duró lo que duran dos mandobles, uno por cada cuello.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

608. En el país de los ciegos V

El Cíclope no se da por vencido.

—Mirad: tengo la espada del rey Tuerto, que fue rota y forjada de nuevo.
—Otro friqui de Tolkien —murmura el príncipe Miope.
—Ya veo —dice el príncipe Hipermétrope.

martes, 29 de septiembre de 2009

607. En el país de los ciegos IV

El Cíclope (no Polifemo, sino otro) reclama su derecho al trono, alegando ser hijo del difunto rey Tuerto.

—A las evidencias me remito. ¿O es que no veis que sólo tengo un ojo bueno?
—Ya, pero yo tengo dos ojos medio buenos —contesta el príncipe Miope—. Eso hace un ojo bueno en total.
—Lo mismo digo —lo secunda el príncipe Hipermétrope.

lunes, 28 de septiembre de 2009

606. Pelea de gallos

El problema no es que se trate de una pelea ilegal. El problema es que uno de los dos contrincantes no es un gallo. Simplemente está disfrazado de gallo.

El Gallo se congratula de no hallarse en su lugar. Está a punto de perder la vida, pero su dignidad permanecerá intacta. Definitivamente, no cambiaría su situación por la del perro que está a punto de descuartizarlo.

—¿Gallo? ¿Eres tú?

El Gallo sonríe. ¿Quién dijo que los Músicos de Bremen (dos de ellos, al menos) no volverían a actuar juntos?

domingo, 27 de septiembre de 2009

605. Cansancio

El Fénix está cansado de vivir.

—Cuando muera, quiero que me entierren —ha dicho—. Por favor, no me incineréis.

sábado, 26 de septiembre de 2009

604. Caracolas

Dicen que cuando acercas una caracola al oído oyes el rumor del mar. Esto es completamente falso.

Cuando acercas el oído al mar oyes el rumor de las caracolas.

viernes, 25 de septiembre de 2009

603. Los viajes en el tiempo son imposibles

Bueno, no es que sean imposibles. Es que se han puesto imposibles. Primero, los precios están por las nubes. Luego, las colas son interminables. Y los controles de seguridad: ya no puedes ni llevar unos caramelos para la tos. Para colmo, cada dos por tres te pierden las maletas. Mis calzoncillos se encuentran extraviados en siete siglos diferentes. Pero lo peor de todo es que ni siquiera te queda la esperanza de que esto se arregle algún día. Te puedo asegurar que en los próximos catorce milenios todo sigue igual. Lo sé por experiencia.

jueves, 24 de septiembre de 2009

602. Final

Es la final del Torneo Cuatro Estados Civiles. Los Casados ganan a los Viudos por goleada.

Por la noche, aún lo están celebrando.

—¿Y tu mujer?
—No ha podido venir —contesta el capitán. Para disimular, propone un brindis.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

martes, 22 de septiembre de 2009

600. Resurrección

Acabo de resucitar. Y es extraño, porque no recuerdo haber muerto. Sin embargo, debo de haberlo hecho: aquí tengo la factura del funeral.

Les puedo decir que sigo muerto. Me tienen que creer.

lunes, 21 de septiembre de 2009

599. Inquietante

Es una película inquietante. Y lo más inquietante es que, mucho después de los títulos de crédito finales (que se ha tragado enteros), siga inquietándole. En el parking del centro comercial no encuentra su coche. Después de dar varias vueltas, lo encuentra. Juraría que ya había pasado por aquí. Sale al mundo exterior. Se pierde. Acaba en el extranjero, conduciendo un coche que no es el suyo. Nunca lo ha sido. En realidad, es el coche del protagonista de la película.

sábado, 19 de septiembre de 2009

597. Dominó

La llamada Guerra del Dominó empezó con una pelea en un hogar de jubilados. Por un lado, estaban los partidarios de hacer caer las fichas de dominó en fila; por otro lado, estaban quienes las querían usar para jugar al dominó. Una cosa llevó a la otra y desembocó en lo que todos sabemos (todos los que sabemos algo de historia). Es lo que se ha dado en llamar efecto mariposa.

viernes, 18 de septiembre de 2009

596. Castillos en el aire

El arquitecto es pragmático. Jamás haría un castillo en el aire: eso es anacrónico. Él prefiere dedicar su talento y su energía a hacer un edificio de oficinas en el aire.

O un aeropuerto en el aire.

jueves, 17 de septiembre de 2009

595. Verano en Marbella

En enero se somete a una severa dieta de adelgazamiento. Pasada Semana Santa ya no hay quien lo reconozca. Se retira a Marbella, donde la gente lo confunde con Sean Connery. (Pero no es Sean Connery; digan lo que digan, el actor escocés jamás ha estado en la Costa del Sol.)

A finales de septiembre, Papá Noel empieza a engordar de nuevo.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

594. Reflexiones de un verdugo

Disfruto con mi trabajo. Está mal reconocerlo, pero peor sería negarlo. Después de todo, si no te gusta lo que haces, mejor que te dediques a otra cosa. Porque lo mío es vocación.

No entiendo a los que están contra la pena de muerte. ¿Qué quieren? ¿Que mi actividad se convierta en ilegal? Porque, una vez que has empezado a matar, no lo puedes dejar. Al menos, en mi caso. Y uno no tiene edad para convertirse en asesino en serie. Además, me podrían pillar. Y, francamente, no me gustaría pasarme el resto de mi vida en la cárcel. En especial, si es un resto largo y sin el consuelo de acabar en manos de un profesional. Alguien como mi junior. Está aprendiendo rápido, el muchacho. Se parece a mí cuando tenía su edad. No me importaría que, llegado el momento, tuviera que ponerme en sus manos.

Falta muy poco para mi jubilación.

martes, 15 de septiembre de 2009

593. Lamento de Cupido

Cualquier tiempo pasado fue mejor. Será un tópico, pero en el caso de Cupido es totalmente cierto. Nadie que no haya sido inmortalizado (es un decir, ya que él ya era inmortal) por la pluma de Virgilio puede entender la magnitud de la debacle. Él, dios del amor, ahora se encuentra malviviendo en postales de San Valentín, gifs animados, y cosas de naturaleza tanto o más humillante.

Desearía jugar a Guillermo Tell consigo mismo. Pero los dioses no mueren. Sólo sufren.

lunes, 14 de septiembre de 2009

592. El cerdito pródigo

El cuarto cerdito regresó por Navidad. No había nadie para recibirlo.

—Si lo sé, no vengo.

domingo, 13 de septiembre de 2009

591. Fugaz

—¡Mira, una estrella fugaz! Pide un deseo.
—Que no la pillen.
—Es fugaz, no fugitiva.
—¿No es lo mimso?

sábado, 12 de septiembre de 2009

590. La belleza

La madrastra era la mujer más bella del reino. Blancanieves no le llegaba a la suela del zapato, y eso el espejo lo sabía.

El espejo era un follonero.

viernes, 11 de septiembre de 2009

589. Controversia

El Vaticano ha reconocido que el Caganer podría no haber existido.

Los obispos catalanes ya han amenazado con un cisma.

jueves, 10 de septiembre de 2009

miércoles, 9 de septiembre de 2009

587. Magia potagia

Los magos hicieron desaparecer al bebé.

—Y Herodes decía que no íbamos a poder.
—Hombre de poca fe.

martes, 8 de septiembre de 2009

586. La lírica de Nostradamus

Nostradamus podría ser mucho más claro. Podría escribir, por ejemplo: “No inviertas en sellos.” Pero, si lo hiciera, los fabricantes de sellos lo boicotearían, y Nostradamus debería renunciar a las partidas de ajedrez por correspondencia; y sería una lástima, porque siempre se anticipa a los movimientos de su adversario.

lunes, 7 de septiembre de 2009

585. La princesa y la piscina

La princesa estaba nadando en una piscina de bolas, como ésas donde juegan los niños. Las bolas eran verdes, pero no eran bolas: eran guisantes.

Cuando despertó, el guisante… No, el guisante ya no estaba allí. Si hubiera estado allí, ella no habría tenido ninguna pesadilla (ni sueño de ningún tipo).

domingo, 6 de septiembre de 2009

584. La versión del Gato

—El Elefante exagera —dice el Gato—. Lo que pasa es que no estaba por la labor. Ahora se arrepiente, después de nuestro sonado éxito.

sábado, 5 de septiembre de 2009

583. La versión del Elefante

El Elefante no era el elefante de la tela de araña. Tampoco era el elefante de la cacharrería. O quizás sí. Lo único seguro es que era el quinto Músico de Bremen. Fue el primero en abandonar el grupo, por desavenencias con el Gato. O eso dice él.

—Me echaba ratones en la comida. Y eso, en mi pueblo, es un mobbing como la copa de un pino.

El Elefante perdona, pero no olvida.

viernes, 4 de septiembre de 2009

582. Novedad editorial II

Próximamente lanzaremos un libro de pensamiento. Tendrá una tirada corta, ya que sólo podrán leerlo los mentalistas.

jueves, 3 de septiembre de 2009

miércoles, 2 de septiembre de 2009

martes, 1 de septiembre de 2009

lunes, 31 de agosto de 2009

578. La estatua

Cuando acepté el trabajo de estatua callejera, no imaginé que tendría que hacer de Venus de Milo.

Al principio es doloroso, sí, pero te acabas acostumbrando.

domingo, 30 de agosto de 2009

577. Podcast

El sacerdote grababa las confesiones y las difundía por Internet. Hasta aquí, todo normal. Lo extraño es que ninguno de sus feligreses lo hubiera descubierto, siendo como eran muchos de ellos asiduos oyentes de sus Confesiones.

sábado, 29 de agosto de 2009

576. ¿Quién se ha llevado mi rueca?

Desde que sucedió lo de la Bella Durmiente, las princesas ya no se acercan a una rueca ni borrachas.

Con este panorama, al Hada Malvada no le ha quedado más remedio que apuntarse a un curso de reciclaje.

Ahora es una experta en vudú.

viernes, 28 de agosto de 2009

575. El karaoke de los discursos

En mi barrio han puesto un karaoke de discursos. No les va mal pero, cada vez que alguien pide uno de Fidel Castro, el local se vacía.

jueves, 27 de agosto de 2009

574. Tauromaquia II

Hubo un tiempo en que las corridas vudús estuvieron de moda, pero la gente no tardó en cansarse: no tenían ninguna emoción.

miércoles, 26 de agosto de 2009

573. Tauromaquia

Las únicas corridas que no han sucumbido a la presión ecologista son las de toros mecánicos. En contra de lo que pueda parecer, son muy emocionantes; sobre todo cuando hay una persona a lomos del toro: es quien acaba recibiendo todas las banderillas.

martes, 25 de agosto de 2009

572. Contra un reciclaje salvaje

Esta mañana, las calles se han visto inundadas por cientos de ecologistas desnudos y recién duchados que protestaban contra el empleo de pieles de ositos de peluche en la fabricación de albornoces.

lunes, 24 de agosto de 2009

571. Casémonos

—Casémonos.
—No podemos.
—¿Qué pasa? ¿No te gusto?
—Sí, no es eso…
—Es porque soy cura, ¿verdad?
—Bueno…, sí, en parte.
—Lo sabía.
—Perdón, no quisiera entrometerme en esa interesante conversación que está manteniendo con mi novia, pero… ¿podría acabar de casarnos?

domingo, 23 de agosto de 2009

570. Domingo alienígena

La mayoría de los habitantes del planeta de los pollos no cocina los domingos. Prefieren comprar la comida en un centro de rayos UVA.

sábado, 22 de agosto de 2009

569. Cuento protesta

—Lo peor no es que me pisoteen; lo peor es que encima tenga que darles la bienvenida —se quejaba el felpudo.

jueves, 20 de agosto de 2009

567. Galácticos

—Este partido lo vamos a ganar sin bajarnos del autocar.
—Ni vamos a jugar un partido ni estamos en un autocar.
—En ese caso, esta guerra interplanetaria la vamos a ganar sin bajarnos del destructor estelar.
—Eso ya es otra cosa.

miércoles, 19 de agosto de 2009

566. Historia de play-back

La antigua estrella del play-back descubrió su verdadera vocación la noche en que acudió a un karaoke.

Ahora escribe subtítulos.

martes, 18 de agosto de 2009

565. El coronel

Recientemente se nos ha dado tanto la lata con la enésima beatificación de García Márquez que volver a ver citado el magnífico arranque de Cien años de soledad casi provoca náuseas.

JAVIER MARÍAS, op. cit.

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel del Pollo Frito había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el ketchup.

lunes, 17 de agosto de 2009

564. Pingüinos

Al principio dijeron que era una moda pasajera; luego, que se había convertido en un género. Pero, a estas alturas, ya no queda ninguna duda: las películas de pingüinos son el caballo de Atila. No por casualidad la mayoría de los actores han acabado en el paro. Los más famosos, no: ahora trabajan doblando películas de pingüinos. Pero al resto, incluidos los antiguos actores de doblaje, ni siquiera les queda el teatro: ya sólo hay espectáculos de pingüinos (hasta Cats lo interpretan pingüinos). Y en televisión, tres cuartos de lo mismo; es decir: tres cuartos de la programación está dedicada a los pingüinos; el cuarto restante, a los documentales de pingüinos.

Cuando lleguen los extraterrestres, lo primero que pedirán será hablar con el presidente de los Pingüinos Unidos. Esto es Pinguliwood.

domingo, 16 de agosto de 2009

563. Honestidad

El alcaide de la cárcel donde encierran a los alcaldes corruptos es un hombre honesto. Sólo tiene una debilidad: le gusta observar el comportamiento de los reclusos como un entomólogo observa el comportamiento de los insectos. Y no un entomólogo cualquiera, sino un entomólogo tremendamente apasionado por su trabajo.

El alcaide es un hombre honesto y no sabe que está en la cárcel por enchufe.

sábado, 15 de agosto de 2009

562. El ciclista

—Le han retirado todos sus títulos, incluidos los dos Tours.
—¿Y eso? ¿Se dopaba?
—No, que se sepa.
—¿Entonces? ¿Por qué…?
—Por eso mismo. ¿A ti no te parece sospechoso?

viernes, 14 de agosto de 2009

561. El troyano II

—Nos han metido un troyano.

El administrador de sistemas informáticos mató a Príamo, rey de Troya.

jueves, 13 de agosto de 2009

560. En legítima defensa

Aunque ardo en deseos de suicidarme, no quiero arder en el Infierno; por eso te he dado esa pistola. Para librarte de la cárcel, alegarás que ha sido en legítima defensa: éste es el motivo por el cual yo también te estoy apuntando con una pistola. Dirás que yo había intentado matarte porque te acostabas con mi mujer; lo cual es cierto. Ahora sólo tienes que apretar el gatillo… pero, ¡un momento!

¿Ves qué fácil? Ahora uno de los dos podrá alegar que ha sido en legítima defensa.

miércoles, 12 de agosto de 2009

559. Corazón loco

Cuando te trasplantan un corazón tatuado (no me refiero al tatuaje de un corazón, sino a un corazón tatuado), entiendes que, de ahora en adelante, tu sangre la va a bombear el corazón de un loco.

martes, 11 de agosto de 2009

558. El efecto herradura

Dicen que un caballo perdió una herradura y este accidente desencadenó una serie de acontecimientos que desembocó en la pérdida de la guerra. Lo que no dicen es que el jinete se había agachado para ponerle la herradura de repuesto cuando una lechera tambaleante lo distrajo, impidiéndole ver cómo la pezuña iniciaba la serie de movimientos que desembocaría en el aplastamiento de su propio cráneo.

lunes, 10 de agosto de 2009

557. El motín

Llega un momento, a partir del capítulo 6, en que los personajes empiezan a rebelarse contra su autor. En el capítulo 9 ya hacen lo que les da la gana. Pero esto no es nada comparado con lo que sucede en el capítulo 14, cuando las palabras se empiezan a sublevar. En los últimos capítulos ya significan lo que les da la gana.

domingo, 9 de agosto de 2009

556. El músico del azar II

Ahora hace la prueba con un burro atado a una flauta.

En poco más de cinco minutos ha interpretado un fragmento de la Sinfonía número 9.

El científico loco no sabe que el burro había sido uno de los Músicos de Bremen, famosos por sus versiones del repertorio de Miguel Ríos.

sábado, 8 de agosto de 2009

555. El músico del azar

El científico loco quiere demostrar que un chimpancé encadenado a un piano, tarde o temprano, acabará aporreando la secuencia de teclas necesaria para interpretar la Sinfonía número 9 de Ludwig van Beethoven.

A los cinco minutos de estar sentado al piano, el chimpancé ya ha tocado el estribillo de “Yesterday”. No parece especialmente emocionado.

Diez minutos más tarde, sin ser consciente de ello, realiza una nueva versión de “Smoke in the water”.

Dos horas después ha ejecutado “She’s a rainbow”. Aunque en su vida ha oído a los Rolling Stones, se mantiene bastante fiel a la melodía original.

El chimpancé muere sin haber interpretado la Sinfonía número 9, aunque ha tocado fragmentos de las ocho sinfonías anteriores.

El científico loco se vuelve loco.

viernes, 7 de agosto de 2009

554. Conducta irreprochable

El ciudadano ejemplar de conducta irreprochable se ha despertado con un deseo irreprimible de asesinar a toda persona con camiseta naranja, tatuaje con letras góticas en el brazo izquierdo, gafas con montura metálica y una o más muelas empastadas.

A las siete y cuarenta y dos minutos de la tarde, el deseo le ha desaparecido por completo, pero el sentimiento de frustración lo acompañará durante el resto de su vida.

jueves, 6 de agosto de 2009

553. El último sentido

Daredevil es un ciego que ha desarrollado los otros sentidos hasta límites insospechados.

Cornelio, otro ciego, lo ha intentado, pero sólo ha conseguido desarrollar un sentido hasta límites insospechados: el sentido del humor.

Ahora es un capullo integral que no para de gastar bromas macabras a todo el que se le pone por delante.

En efecto, es el mismo capullo integral que tiene a la ciudad aterrorizada.

miércoles, 5 de agosto de 2009

552. El gallego

La madre de Horacio Oliveira (no el que ustedes conocen, sino otro) se encontraba en su lecho de muerte cuando le reveló que su padre era gallego.

Horacio cruzó el charco y aterrizó en Madrid. Aunque no tenía demasiadas esperanzas de encontrarlo, pronto descubrió que en España sólo se llama gallegos a los habitantes de Galicia.

Fue en A Coruña donde le dijeron que en Galicia sólo se llama gallegos a los habitantes de Pontevedra.

En Pontevedra le explicaron que los pontevedreses sólo llaman gallegos a los de una comarca concreta.

Y en la comarca le contaron que gallegos son los de un pueblecito.

Pero no el pueblecito en sí, sino unas casitas de las afueras.

Una casita en particular.

La casita tenía la puerta abierta.

martes, 4 de agosto de 2009

551. Pieza de colección

A las manos del hombre llega la plancha original de un grabado inédito de Goya. No se atreve a desembalarla, por temor a que se deteriore.

En los instantes previos a su muerte, comprende la verdadera razón de tanto cuidado: el miedo a haber sido estafado.

lunes, 3 de agosto de 2009

550. El bebé

Araceli no ha ido a la empresa a trabajar (está de baja por maternidad), sino a enseñarles el bebé a sus compañeros. La experiencia le gusta, le hace sentirse francamente bien. Por eso, y aprovechando que le pilla de paso, decide visitar su anterior empresa.

Pronto empieza a visitar todos los lugares donde ha trabajado. De los más recientes a los más antiguos. De aquellos donde ha sido tratada más dignamente a aquellos donde, amparándose en su juventud e inexperiencia, ha sido sometida a tratos vejatorios; sobre todo, su primer empleo (el último en visitar), cuando estuvo ayudando a su padre.

domingo, 2 de agosto de 2009

549. Suicida en serie

Al morir Victoria, Rodolfo decide suicidarse. Tras varios intentos fallidos, al dolor de la pérdida se le acaba sumando la dolorosa sensación de saberse un suicida frustrado.

Cuando Victoria regresa (no estaba muerta, que andaba de parranda), Rodolfo sólo piensa en suicidarse.

sábado, 1 de agosto de 2009

548. La versión del guisante II

Los meses más felices de mi vida fueron aquellos que pasé bajo el colchón de la Bella Durmiente. No se movía, no se quejaba.

viernes, 31 de julio de 2009

547. La fuente

—Los cuentos son una fuente inagotable de cuentos —dice el cántaro, que va tanto a los cuentos que al final se agota.

jueves, 30 de julio de 2009

546. De tal palo II

Gepetto rectifica:

—¿Dije mentir? Quería decir matar. Concebí a Pinocho como una máquina de matar.

Sea verdad o mentira, lo cierto es que le salió el tiro por la culata (es un decir).

miércoles, 29 de julio de 2009

545. Una vez más

Ricitos de Oro se comió a Caperucita Loba y el mundo se volvió (una vez más) completamente loco.

martes, 28 de julio de 2009

544. El gigante

El gigante ya no se corta el pelo. Cuando lo tenga lo bastante largo, se hará unas trenzas para poder fugarse de su palacio en las nubes.

lunes, 27 de julio de 2009

543. Los Músicos de Hamelín

Las ratas han vuelto (otra vez) y el alcalde ha contratado a una banda de Bremen. Cuando descubre que son animales, cambia de opinión: les dice que no los necesita. En realidad, dice esto:

—No necesito más animales.

O tal vez piensa esto y dice lo otro, no lo sé. En cualquier caso, diga lo que diga y piense lo que piense, al Gato no parece importarle. Está dispuesto a acabar con las ratas, aunque sea gratis.

—Ahí te quedas.

Esto se lo dice el Gallo.

O tal vez sólo lo piensa, no sé. En cualquier caso, la banda se disuelve. Esto es lo único importante: la banda se disuelve, y se disuelve por culpa de las ratas.

Neko Ono, la novia japonesa del Gato, es inocente.

domingo, 26 de julio de 2009

542. De tal palo

Gepetto confiesa:

—Pinocho fue concebido como una máquina de mentir.

¿Será verdad? ¿Será mentira?

sábado, 25 de julio de 2009

541. Cada vez más (muchos más)

La revolución de los Crash Test Dummies llegó. Y, la verdad, no fue para tanto. En realidad, fue una revolución pacífica, del tipo “haz el amor y no la guerra”. Y claro, los Dummies se habían vuelto tan humanos que empezaron a reproducirse como conejos.

Ahora hay un exceso de población. Muchos han tenido que abrirse a otros mercados. Los más afortunados trabajan como especialistas en películas de acción, pero la mayoría se han tenido que conformar con trabajos de maniquí o espantapájaros.

viernes, 24 de julio de 2009

540. El Diezmo

Con el fin de fomentar la natalidad, el Ministerio de la Familia acaba de promulgar el polémico Diezmo, según el cual un diez por ciento de la producción de preservativos debe ser defectuosa. (Defectuosa en el sentido de ‘roto, pero sin que se note’; y no en el sentido de ‘con los sabores cambiados’.)

El ministro no entiende las protestas de los fabricantes y usuarios:

—¿Es que no se dan cuenta? Aparte de las ventajas evidentes, está el valor añadido: ahora el acto sexual está dotado de una mayor emoción. Es como jugar a la ruleta rusa.

Nos preguntamos si este comentario tiene alguna relación con las enfermedades de transmisión sexual.

jueves, 23 de julio de 2009

539. Cada vez más (o menos)

Los automóviles son cada vez más seguros. Esto es gracias a las pruebas de seguridad, cada vez más cercanas a la realidad. Hay cada vez menos accidentes de tráfico y, en consecuencia, cada vez menos personas están expuestas a una muerte trágica. De momento.

Los Crash Test Dummies (no el grupo musical, sino los muñecos de las pruebas de seguridad de los automóviles) son cada vez más humanos. La revolución está cada vez más cerca.

miércoles, 22 de julio de 2009

538. El suicida

—¿Me enseña el carné?
—¿Perdón?
—El carné del Sindicato de Suicidas. ¿Me lo enseña?
—No lo tengo.
—¿Se lo ha dejado olvidado?
—No, es que no lo tengo. No me lo saqué.
—Entonces, será mejor que se aparte de la vía.
—¿Por qué?
—Porque sin carné no puede suicidarse.
—Venga ya…
—No me haga enfadar. Sabe perfectamente que está prohibido suicidarse sin carné.
—Pero… ¿por qué?
—Porque son las reglas. No todo el mundo está preparado.
—¿Hay que estar preparado para tirarse a la vía del tren?
—Se lo explicaré de otra forma: usted se tira, lo arrolla un tren, el tráfico ferroviario queda interrumpido, la gente llega tarde al trabajo y, cuando les preguntan por qué han llegado tarde al trabajo, ¿qué dicen? ¿Sabe qué dicen?
—No, ¿qué dicen?
—Que un tipo se ha tirado a la vía. Y claro, luego están las reclamaciones al Sindicato, y nosotros no podemos hacernos responsables, porque el “tipo que se ha tirado a la vía” no tiene carné, ¿me entiende?
—Entiendo…
—Pues la gente no lo entiende. A ellos les da igual. Han llegado tarde al trabajo. Y eso se repite varias veces, y va repercutiendo en la imagen del Sindicato. Repercutiendo negativamente, se entiende.
—Ya, pero es que el tren ya está aquí. ¿No lo oye? Me tengo que…
—¡No se tire!
—¿Me deja su carné?
—Aquí lo tiene, pero…
—No aparece su nombre.
—No, no aparece. De este modo puede heredarse… ¿Pero qué…?

martes, 21 de julio de 2009

537. Religión alternativa

Si Jesús hubiera nacido en el Lejano Oeste, millones de personas adorarían a una horca. Además, el juego del ahorcado sería un sacrilegio.

lunes, 20 de julio de 2009

536. Nuestras cámaras velan por su velatorio

Aunque tiene la oportunidad de decir unas palabras, no lo hará. No quiere estropear su propio funeral.

Dentro del ataúd hay un monitor que le permite seguir la ceremonia.

Esto es algo entre él, el hospital y la funeraria. Para los demás, está muerto.

Concluida la ceremonia, se tragará la pastilla.

domingo, 19 de julio de 2009

535. Ochocientos sapos II (secuela del spin-off de “La Bella Durmiente puede esperar”)

Cuando la Bella Durmiente hubo acabado con los ochocientos sapos, éstos (reconvertidos en príncipes y principoides) le hicieron una fuerte competencia al príncipe Azul.


MORALEJA: Más vale Bella Durmiente en mano que cientos de chicas (incluida la antedicha) volando.

sábado, 18 de julio de 2009

viernes, 17 de julio de 2009

533. La Bella Durmiente puede esperar

El príncipe Azul sabe dónde está la Bella Durmiente. También sabe que no se va a mover de ahí. Pueden pasar cinco, diez, cuarenta años, y seguirá en el claro entre los espinos. Porque sólo él la puede despertar (los ochocientos príncipes y principoides están en la charca, convertidos en sapos).

El príncipe Azul no tiene prisa. Es joven y debe aprovecharlo. Tiene la obligación moral (la suya es una moral hedonista) de mantener relaciones sexuales con otras chicas de su edad, cuantas más mejor. Luego, cuando se convierta en un viejo marchito y sin más atractivo que su dinero y su estatus, entonces y sólo entonces despertará a la Bella Durmiente. Por ella no habrá pasado el tiempo; además, el dinero y el estatus le traerán sin cuidado.

jueves, 16 de julio de 2009

532. En la Llanura de las Almas de la Publicidad y el Packaging

El Malboromán [sic] y el Celta de los Celtas cabalgan juntos. A lo lejos se divisa un nubarrón de humo negro.

—Parece que vamos a tener problemas, Kemo Sabe —comenta el Celta de los Celtas.

Aunque el Malboromán [sic] odia que le llamen Kemo Sabe, no está dispuesto a perder el tiempo discutiendo. En lugar de eso, azuza a su caballo y cabalga veloz hasta confundirse con el nubarrón negro. Los aromas a nicotina y alquitrán tienen para él reminiscencias proustianas.

miércoles, 15 de julio de 2009

531. El otro cuento de la lechera

¿T’has fijao qué cursi es la moraleja
del cuento de la lechera?

ALBERT PLA, “El gallo Eduardo Montenegro”

Imaginemos que, en el último momento, la lechera consigue evitar la desastrosa caída del balde. Su negocio tiene éxito y, en cinco años (tal vez seis), se convierte en la segunda compañía lechera del centro y sur de Europa. Con vacas deslocalizadas en el Lejano Oriente, donde una niña (también deslocalizada) fantasea con montar un negocio. Pero la última noche, como todas las noches, ha dormido demasiado poco. En cualquier momento se producirá el desastroso e inevitable accidente.

martes, 14 de julio de 2009

530. Caperucita Loba

Caperucita intenta asumir su nueva condición licantrópica, pero es difícil. ¿Cómo hacerse a la idea de las bondades de ser una niña loba si a su alrededor no se oye otra cosa que la versión edulcorada de su historia con el lobo? ¿Por qué no cuentan la verdad? ¿Por qué no les dicen a los niños que, después de todo, no es tan malo ser un lobo para el hombre?

lunes, 13 de julio de 2009

529. Spam

Últimamente no paro de recibir mensajes ofreciéndome un alargamiento de pene.

¿En qué demonios estaba pensando cuando se me ocurrió darle mi dirección electrónica a Diana?

domingo, 12 de julio de 2009

528. La novela bifronte II

En este nuevo sueño, un editor me encarga otra novela bifronte. Su escritura supone un reto todavía mayor: no sólo debo narrar dos historias (una por cada sentido de lectura), sino que éstas tienen que ser de género. Y, para colmo, géneros diferentes: una novela negra y un western.

sábado, 11 de julio de 2009

527. La letra con letra sale

La modelo Cati Molls vuelve a estar de actualidad a causa de su intervención en una campaña contra la lectura. Y una vez más, vuelve a estar en el centro de la polémica: los spots aparecen subtitulados.

Los responsables de la campaña se defienden:

—Es el modo más eficiente de llegar a los lectores. Además, hay poco texto.

viernes, 10 de julio de 2009

526. En un futuro cercano

Con éste, ya son setecientos mil los peajes que pueblan nuestro espacio aéreo. Las colas son interminables. El cielo está oscuro durante la mayor parte del día. El gasto de electricidad alcanza máximos históricos. La gente acude en masa a los centros de rayos UVA, que se suman al consumo histórico de electricidad.

—Maldito sol, cómo quema —se queja un conductor.

jueves, 9 de julio de 2009

525. El carnaval de las bestias

El león se disfrazó de comadreja. La comadreja se disfrazó de antílope. El antílope se disfrazó de jabalí. El jabalí se disfrazó de zorro. El zorro se disfrazó de El Zorro.

No disponían de los referentes culturales necesarios para entender la broma.

miércoles, 8 de julio de 2009

524. No hay elección

El presidente de la Sociedad por un Entierro Digno tiene un cargo vitalicio, pues ninguno de los socios es partidario de acudir a las urnas.

martes, 7 de julio de 2009

523. El imitador

Imitaba a todo el mundo. Artistas, ministros, toreros, payasos, aristócratas, deportistas, futurólogos, taxistas, estanqueros, prostitutas, sacerdotes, policías, dentistas, recaudadores… Los imitaba a todos y a todas horas. Bueno, a todos no. Había una persona a la que no era capaz de imitar: él mismo. No sabía imitarse a sí mismo porque no tenía un gesto (un deje, una muletilla, un tic) propio.

El otro día me pidió que dejara de imitarlo. Se lo pide a todo el mundo.

lunes, 6 de julio de 2009

522. Oro plúmbeo

Cuando pasó lo del rey Midas, el alquimista entendió que debía reciclarse.

Ahora recicla oro.

domingo, 5 de julio de 2009

521. Para verte mejor

El lobo era daltónico. La abuela era daltónica. El leñador era daltónico. La madre era daltónica. Todos los habitantes del bosque eran daltónicos. Hasta Caperucita era daltónica.

La pregunta es obvia, pero intrascendente.

sábado, 4 de julio de 2009

520. Santiago

En agosto del año pasado estuve en Buenos Aires. Allí, junto a la tumba de Evita, conocí a una turista chilena. Andrea, veintisiete años, escorpio, natural de Antofagasta, residente en Santiago. Intercambiamos fluidos y mails y, a mi vuelta a Oviedo, nos escribimos con cierta frecuencia.

Este año he ido a Chile. Un mes antes, le escribí a Andrea contándole que tenía previsto visitar Santiago. Le pregunté si iba a estar por allí. Me dijo que por supuesto, y que ni se me ocurriera buscar alojamiento. Lo que sí hice fue buscar una oferta de condones.

Al llegar a Santiago, saqué el papel con la dirección de Andrea. No tardé en comprender que el taxista no iba a ser capaz de llevarme a la Rúa do Vilar, Santiago de Compostela.

viernes, 3 de julio de 2009

519. Mecanografía

Chimpancés aporrean máquinas de escribir. Algún día escribirán un cuento. Y una novela corta. Tal vez escriban un guión de cine. Pero me gustaría ver quién es el guapo que les pide una sinopsis.

jueves, 2 de julio de 2009

518. En el país de los ciegos III

Inspirándose en el modelo andorrano, Miope e Hipermétrope han firmado un pacto que les permite gobernar como copríncipes. Miope se encarga de los asuntos exteriores. Hipermétrope, de la política interna.

Todos los observadores (ciegos, por supuesto) coinciden en su análisis: “Así nos va.”

miércoles, 1 de julio de 2009

517. Huelga de palomitas en los cines de toda España

Reclaman un aumento de salario. Lo curioso es que creen que el salario es la cantidad de sal que les echan (lo que no es ningún disparate, en términos etimológicos).

Aunque los refrescos no secundan la huelga, su consumo se resiente. Sin palomitas, la gente tiene menos sed.

martes, 30 de junio de 2009

516. Botón de alarma

En lo que va de semana ya se han quedado encerrados catorce vecinos (algunos de ellos varias veces). Sólo se me ocurren dos soluciones: o cambiamos el ascensor o ponemos una máquina de condones.

lunes, 29 de junio de 2009

515. Anuncio clasificado

Dios con varios siglos de experiencia en panteones internacionales busca apóstoles, evangelistas, inquisidores y cruzados para formar religión monoteísta. Ateos abstenerse.

domingo, 28 de junio de 2009

514. El sexo de los ángeles

Los ángeles tampoco lo tienen muy claro. Sin embargo, no es algo que les quite el sueño.

En realidad, si duermen poco es debido a lo mucho que follan.

sábado, 27 de junio de 2009

513. Voodooboys

Toyboy ha lanzado al mercado una nueva colección de muñecos vudú. La novedad estriba en que son de plástico endurecido, lo que permite a los niños seguir practicando sus ritos sin lastimar a nadie. Por supuesto, siempre pueden prenderle fuego al muñeco, o cortarlo en pedazos, pero el mandamás de la compañía no ve motivos de preocupación.

—¿Preocuparnos? ¿Por qué iba a preocuparnos? No es culpa nuestra que haya padres tan irresponsables como para poner mecheros o sierras al alcance de los chavales.

viernes, 26 de junio de 2009

512. Virus

La mancha se extiende por toda la piel a una velocidad imparable. Los médicos más afamados del reino no son capaces de diagnosticar la enfermedad.

—Eso es un tatuaje —dice la señora que limpia los pasillos.

Los médicos no salen mucho.

jueves, 25 de junio de 2009

511. En tiempo real

Habría que escribir un cuento en tiempo real. Por ejemplo, el cuento del escritor que está escribiendo que habría que escribir un cuento en tiempo real. También es el cuento del lector que está leyendo que habría que escribir un cuento en tiempo real. Por ejemplo, el cuento del lector que está leyendo que habría que escribir un cuento en tiempo real.

El lector reflexiona acerca de la manía que tienen muchos escritores de escribir historias sobre escritores.

miércoles, 24 de junio de 2009

510. Ese loro enamorado de la tuna

Por las noches abandona la jaula y acompaña a la estudiantina en sus rondas. Se sabe todas las canciones, aunque su favorita es “Clavelitos”. Es un verdadero groupie, y su compañía acaba convirtiendo a los tunos en auténticos filibusteros.



MORALEJA: Hay cuentos que sólo sirven como pie de título.

martes, 23 de junio de 2009

509. La guerra de los camaleones

La guerra dura miles de años, y ha dejado un balance de doce bajas. Normal: cuando ambos bandos están tan bien dotados para el camuflaje, hasta el punto de que resulta casi imposible distinguirlos entre sí, no conviene precipitarse.

lunes, 22 de junio de 2009

508. La novela bifronte

He soñado con una novela bifronte. Un libro cuyos capítulos se pueden leer de principio a fin o de fin a principio. De este modo se obtienen dos historias diferentes, porque no es lo mismo Roma que amor.

domingo, 21 de junio de 2009

507. Los cuentos de Alejandro II

—¿Y bien, Arquímedes? ¿Qué te ha parecido?
—Es divertido, pero se me ocurre un principio mejor.

sábado, 20 de junio de 2009

506. El vampiro

Es un vampiro tan educado que no muerde sin permiso. El problema es que nadie le da permiso. No entiendo cómo puede seguir vivo (o no muerto).

A ver si resulta que no es un vampiro.

viernes, 19 de junio de 2009

505. Anónimo

Estaba hecho polvo. Acababan de publicar sus memorias, pero no le querían reconocer la autoría. Las había mandado a un concurso literario, con un seudónimo: Anónimo. A pesar de haber ganado, la plica había desaparecido “misteriosamente”.

Intenté animarlo: le dije que seguro que el libro no se iba a vender.

—Nadie lee las memorias de un desconocido.
—Ya, pero no me habría venido nada mal el dinero del premio —reconoció Lázaro de Tormes.

jueves, 18 de junio de 2009

504. ¿Por qué le llaman Kiko cuando quieren decir Paquirrín?

Francamente, no lo sé. Sólo sé que se equivocan. A diferencia de la rosa (y de Milikito), Paquirrín no puede ser el mismo con otro nombre.

Y si Paquirrín no es el mismo, la realidad se tambalea. Pasado y futuro se confunden. España se desintegra. Peor aún: la obra de Eduardo Mendoza deja de ser la misma. Porque ¿alguien se imagina al alienígena que buscaba a Gurb transformándose en un tal Kiko?

Por todo ello, he decidido montar la Plataforma para la Conservación del Nombre Paquirrín. Aunque puede parecer una empresa quijotesca, sé que no estoy solo. Para empezar, todos los Kikos del mundo van a apoyarme. Estoy seguro.

miércoles, 17 de junio de 2009

503. Gastronomía razonable

—Así que eres caníbal.
—Y vegetariano.
—¿Eso cómo se come?
—Comiendo flora intestinal.

martes, 16 de junio de 2009

lunes, 15 de junio de 2009

501. Historia alternativa

Si Colón hubiera estado más pendiente de sus descubrimientos, América se llamaría Colombia. Entre Canadá y México se encontrarían los Estados Unidos de Colombia. Y John Wayne se llamaría Juan Valdez.

domingo, 14 de junio de 2009

500. Polución

El calamar polucionó con nocturnidad. Se ha justificado diciendo que sólo expulsó unos “hilillos” de tinta.

sábado, 13 de junio de 2009

499. Colección porrítica

—Las carreteras son cada vez más peligrosas. Mujeres fatales con muchas curvas…
—Oye, ¿no me vendrás ahora con un discurso misógino?
—Dios me libre.
—Ya estás. ¿Por qué Dios tiene que ser masculino?
—Porque para Diosa te tengo a ti.
—Me das asco.

viernes, 12 de junio de 2009

498. Arco del personaje

Mientras alza el cartel con el número, piensa en las vueltas que da la vida. ¿Quién podía adivinar que acabaría formando parte del jurado de una prueba olímpica de gimnasia, cuando no hace tanto que trabajaba mostrando los carteles con el número de round en los combates ilegales de boxeo?

jueves, 11 de junio de 2009

497. Buscando setas

—No te vas a creer lo que acabo de ver.
—No me lo digas… ¡Un rovellón!
—Ja, ja. Qué gracioso. No, he encontrado a unos tíos disparándose pintura.
—Ah, eso. Se llama paintball, y es muy típico de este bosque.
—Ya, pero es que eran gnomos.
—Sí, eso también es muy típico.