domingo, 7 de noviembre de 2010

1.011. Momento crítico

—¡He creado un monstruo! —exclamó el doctor Frankenstein, ufano. Había jugado a ser Dios y había ganado.

La alegría le duró hasta la mañana siguiente, cuando leyó la crítica:

“Se le ven las costuras.”

2 comentarios:

La Zarzamora dijo...

Pues nada, al photoshop o la cirujía estética, que hoy quedaba como nuevo...

Besos, Al.

Alís dijo...

Siempre habrá quienes estén esperando para buscar los defectos a lo que hacemos. Es inevitable.

Pero el monstruo le quedó muy tierno.

Un beso