sábado, 23 de mayo de 2009

478. La cigarra y la hormiga (hardcore)

Las dos se pasaban el día en el cibercafé. Pero, mientras la cigarra no hacía otra cosa que chatear, la hormiga se dedicaba afanosamente a bajarse fotos y vídeos pornográficos: los guardaba en su llavero de memoria USB y, cada noche, al llegar a casa, lo vaciaba en el disco duro de su ordenador.

Llegó el invierno y con él la Navidad. Los dueños del cibercafé decidieron cerrarlo, ya que todo el mundo estaba con la familia o esquiando. Todo el mundo menos la cigarra y la hormiga.

4 comentarios:

Víctor dijo...

Si Esopo, Lafontaine o Samaniego levantaran la cabeza....

Nos vemos.

De las imagenes a las letras dijo...

pero que fuerte esa hormiga, se parece a un amigo jjijijiji espero que el no pase por aki

al dijo...

Que se pase, hombre. Aunque seguramente se lleve una decepción.

eva- lazarzamora dijo...

Qué hacîan ciformigear o cibermigar?