domingo, 11 de abril de 2010

801. Trenes

Un tren descarrila. Contra todo pronóstico, continúa su trayecto sin incidentes.

Cunde el ejemplo y se arma la de Dios.

5 comentarios:

Alís dijo...

Qué buena reflexión.

Y el "cunde el ejemplo y se arma la de Dios" tiene multitud de lecturas. Es divertido ver cuántos y qué diferentes mensajes da.

Un beso

Ex-compi dijo...

a que llamamos incidente, si descarrila y no sucede nada, quizás cogió la vía de la sin incidentes.

claudia paredes dijo...

Ahora es un tren libre. Yo también descarrilé ;)

Miguel Cobo dijo...

La de Dios se arma siempre, descarrile o no descarrile. Pero debe ser espectacular ver el tren a 220 km/h por la autopista.

al dijo...

Alís: Me alegra que te haya cundido el cuento. Beso.

Ex-compi: Es un sincidente.

Claudia: ¿Me lo cuentas en privado? ;-)

Miguel: Pues sí. Antes de que pasen todos los vagones el radar ya ha disparado la foto.