martes, 27 de abril de 2010

817. Fugaz II

—¡Mira, una estrella fugaz! Pide un deseo.
—Oye, que se escapa…
—Es fugaz, no fugitiva.
—¡Calla y corre! —exclama Melchor.

3 comentarios:

claudia paredes dijo...

Jaja, ya sabés que los cuentos de magos me pueden.

Alís dijo...

Nunca se les reconocerá lo suficiente, pero tiene mucho mérito seguir a una estrella fugaz.
Me pareció tierno este cuento (tal vez sea mi mirada).
Un beso

al dijo...

Claudia: Yo prefiero las magas. ;-)

Alís: Creo que es tu mirada. Beso.