viernes, 18 de junio de 2010

869. La guerra de nunca acabar

Setenta años después, explotó la bomba. El paracaídas tardó un poco más en abrirse.

3 comentarios:

Alís dijo...

Chuta!! Pobre paracaidista.

Qué bueno! Un título y dos frases geniales.

Un beso

Ex-compi dijo...

Con la bomba que tieran los fanfarrones se hacen las muchachas tirabuzones.

al dijo...

Alís: Parachuta, más bien.

Ex-compi: No conocía la canción.