domingo, 11 de julio de 2010

892. La mamá de Bambi

Era de noche, la carretera no disponía de iluminación propia y los ojos se me habían llenado de lágrimas al acordarme de la mamá de Bambi. Es normal que no viera el cervatillo.

3 comentarios:

Miguel Cobo dijo...

Me ha recordado "El erizo", magnífico -también- poema de Bernardo Atxaga :

http://palabrasmaldichas.blogspot.com/2007/11/el-erizo-bernardo-atxaga.html

Alís dijo...

Ups!!

Pobrecito.

Si es que no es bueno estar llorando por lo que ocurrió en el pasado... Es mejor tener los ojos despejados para ver el futuro.

Un beso

al dijo...

Miguel: Magnífico, sí señor. Como este aforismo de Arquíloco: "La zorra sabe muchos trucos. El erizo sólo uno, pero muy bueno."

Alís: Totalmente de acuerdo.