domingo, 6 de septiembre de 2009

584. La versión del Gato

—El Elefante exagera —dice el Gato—. Lo que pasa es que no estaba por la labor. Ahora se arrepiente, después de nuestro sonado éxito.

2 comentarios:

mujer del traje gris dijo...

¿Un aullido de dimensiones filarmónicas? La trompota del elefante alguna competencia habría de hacerles, ¿no?

mara dijo...

No sabría sacar una conclusión clara de este cuento,puede que envidia? ,arrepentimiento?,falata de seguridad?...
me recuerda al comportamiento de los humanos ante determinadas situaciones.Al final no somos tan diferentes.UN BESO