domingo, 6 de diciembre de 2009

675. Horas de visita

Sucedió unos días antes de que la Bella Durmiente cumpliera un mes de dormida. Sus padres estaban a su lado, discutiendo.

—Perdón, me he equivocado.

El príncipe Tímido no volvió nunca más.

2 comentarios:

eva-la-zarzamora dijo...

Y que guay ¿no? Lo de pasarse la vida durmiendo, digo.

Besos, Al.

al dijo...

Ya te digo.