martes, 8 de diciembre de 2009

677. La tumba de Julieta

En la lápida lo pone bien claro: Julieta Capuleto. Entonces, ¿por qué no va a estar su cuerpo dentro de la tumba? ¿Por qué se empeña en creer que sigue viva?

—Porque sigo viva. —No lo dice muy convencida.

Han pasado más de veinte años desde que enterraron a Verónica Capuleto. Ella, que estaba tan enamorada de Romeo que fingió ser su novia hasta después de muerta.

—Idiota —murmura Julieta. No sabe si se lo dice a su hermana gemela o a sí misma. Porque ¿hay algo más idiota que sobrevivir al propio suicidio? ¿Hay algo más estúpido que sobrellevar una viudez clandestina?

Una mano se posa en su hombro. Si no es la de Romeo, se le parece mucho.

5 comentarios:

mara dijo...

¿hay algo más estúpido e ilógico que el amor?...
besos

al dijo...

El amor no es ilógico, lo que pasa es que tiene una lógica que la lógica no entiende. O algo así. :-)

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Gracias por compartir tan buenos relatos y delaitarme con cada una de tus palabras.

Siempre es un placer para mi ser, pasar a visitarte, aun no lo haga con la frecuencia que mereces, pero no dispongo del tiempo que desearía.

Recibe un cálido y enérgico abrazo de luz para tu ser.

Beatriz

claudia paredes dijo...

Ouch! eso es loco.

al dijo...

Beatriz: Gracias a ti por dedicarme parte de tu precioso tiempo. ;-)

Claudia: Te salió la vena psicoanalista. :-P