jueves, 10 de diciembre de 2009

679. A punta de pistola

—¡Esto es un atraco!
—Lo siento, señor, pero la oficina está cerrada —dijo el cajero automático.
—Mejor —dijo el atracador automático.

2 comentarios:

no comments dijo...

Me ha hecho gracia, dijo el bloguero automático... jeje

Un saludo indio

Adivín Serafín dijo...

Pronto