jueves, 6 de mayo de 2010

826. Cinefórum

Nos pasamos horas comentando Mulholland Drive, analizándola, deconstruyéndula. Toda la noche así. Y podríamos habernos pasado días, semanas, meses. Pero se me ocurrió decir:

—De todas maneras, no me ha gustado.

No me volvió a dirigir la palabra.

7 comentarios:

Alís dijo...

¿Y qué era peor?

Tu relato me hizo recordar esto que leí hace años:

Cantiga de amigo (y de escarnio o maldizer):
-Antes era mi amigo y ahora...
pero qué hijo de puta.
pero qué hijo de puta.

Sorry ;)
Un beso

carlos de la parra dijo...

Extremista tu amigo,aunque ciertamente es difícil comprender porqué a alguien no le guste "Mulholland drive",tanto la calle como la película,digo Lynch es capaz de poner al espectador en trance.Pero bueno,las relaciones humanas y los gustos tienen tantas variantes.

Sigfrido dijo...

a mi esa pelicula me encanto. entendi lo que quise, pero asi y todo, sus misterios y enigmas y oscuras personajes lograron entrar en mi.

Juan Rizzo dijo...

Jajaja! A mí me ha pasado más de una vez... Lynch suele propiciar ese tipo de situaciones (además de grandes dosis de tedio - o éxtasis místico, según los gustos). Otro es Haneke, pero eso es otro tema...
De todos modos, si uno se bancó todo ese tiempo frente a la pantalla, por lo menos se ha ganado derecho a "deconstruirla" a placer sin riesgo a perder una amistad... ;)

al dijo...

Alís: Jaja. :-D La cantiga me ha hecho recordar esto.

Carlos, Sigfrido, Juan: Hay que reconocerle una cosa a Lynch: consiguió que el piloto de una serie (reciclado en película) tuviera más interpretaciones que todas las temporadas de Lost.

Victor Balcells Matas dijo...

me he reído con esta anécdota. Enhorabuena por la idea y el blog. Te sigo leyendo.

al dijo...

Gracias, Victor.