sábado, 8 de mayo de 2010

828. Meñique

En la uña de mi dedo meñique ha anidado una colonia de bichitos. Sus construcciones son un cruce entre nidos de golondrinas y casas colgadas de Cuenca. Comprenderéis que así no puedo tocar la guitarra.

Cuando haya crecido lo suficiente, me cortaré la uña y se la donaré a alguien. ¿Algún voluntario?

2 comentarios:

Alís dijo...

No, gracias, aunque valoro tu generosidad.
¿No has pensado en un museo? ¿Por qué limitar el disfrute de esa colonia de bichitos a una sola persona?...
jeje, no quiero ni pensar qué te inspiró este cuento

Un beso

al dijo...

Pues no recuerdo qué me lo inspiró, pero mi padre me hizo el mismo comentario.

Beso.