domingo, 16 de mayo de 2010

836. La muerte de Aquiles

Cuando murió Aquiles, nadie quiso darse por enterado. Se convencieron de que aquél era el cadáver de Patroclo, quien se había hecho pasar por el capitán de los mirmidones.

El propio Patroclo les siguió la corriente y se hizo pasar por Aquiles. La gente tiene que creer en algo, aunque sepa que es mentira.

5 comentarios:

claudia paredes dijo...

Ya había pasado con el Talón.

Valentin Ibarra - (acertijo) dijo...

ayer, hoy y hasta que reventemos como especie.

luego... el universo creerá en que puede estar tranquilo? - digo, sin la presencia del homo?

Miguel Cobo dijo...

Me recuerda a un amigo que siempre que se habla de religiones concluye:
"...no creo en la mía, que es la verdadera..."

al dijo...

Claudia: ¿El Talón de Acero?

Valentin: Sin el homo, el universo sería un poco menos diverso.

Miguel: Seguro que tampoco cree en las meigas.

Alís dijo...

Y nos creemos cualquier cosa. Eso es cierto, jaja

Un beso