sábado, 20 de septiembre de 2008

233. El sueño de Teseo

Todavía no ha salido del laberinto. Su situación pende, literalmente, de un hilo. Teseo sonríe. No está muy habituado a hacer juegos de palabras, y menos en un sueño.

Se detiene. El hilo tiene un nudo. Le sorprende este descuido por parte de Ariadna. Podría deshacerlo, pero para ello tendría que volver a desenrollarlo. No vale la pena.

De repente, aparece Alejandro con la espada desenvainada.

3 comentarios:

claudia paredes dijo...

Cuando despertó, Alejandro todavía estaba allí ...mmm... ;)

América Ratto-Ciarlo dijo...

Que bien..! tengo un casi-cuento sobre el mismo tema. Revisa en : http://www.rattcia.blogspt.com

salud.!

Guri dijo...

era la venganza de ariadna.