sábado, 22 de noviembre de 2008

296. En mi pupila tu pupila azul

—No es azul, es negra.
—¿Qué?
—Mi pupila, que es negra. Como todas las pupilas.
—Pero el poema…
—El poema está mal. Lo que es azul es el iris.
—Ya, pero es una licencia poética.
—Pues a mí me parece una licencia patillera.
—Pero si Bécquer lo ha escrito así, es porque…
—¿Bécquer? ¿Qué Bécquer?
—Gustavo Adolfo Bécquer. El autor del poema.
—Ah, pero… ¿no lo has escrito tú?
—No.
—Vaya.

4 comentarios:

Guri dijo...

Siempre he pensado que faltaba gente que le reprochara a Béquer su gran cagada.

Pero se murió y a ver quien le dice ahora al pobre hombre que una pupila azul daría un poco de miedo...

teresa RAMOS dijo...

hahaha... claro! bueno, oscuro: negro.

al dijo...

Guri: Bécquer es un precursor de 'Dune', una novela donde las pupilas azules son algo bastante corriente.

Teresa: Como las pesadillas de la Dama blanca.

Alice dijo...

Haha, desde siempre lo había pensado, pero en tu cuento es más bonito.