martes, 25 de noviembre de 2008

299. Insomnio

La princesa de este cuento tampoco consigue dormir. Intenta no pensar en nada, pero es muy difícil. ¿Cómo dejarte arrastrar por el sueño cuando sabes que tu cordón umbilical se encuentra en un hospital de Tucson, Arizona?

2 comentarios:

6 dijo...

Y que tu placenta vive en algún bote aplastado de yves roche... ¡es tan inquietante!

al dijo...

Y tan poco placentero.