lunes, 10 de agosto de 2009

557. El motín

Llega un momento, a partir del capítulo 6, en que los personajes empiezan a rebelarse contra su autor. En el capítulo 9 ya hacen lo que les da la gana. Pero esto no es nada comparado con lo que sucede en el capítulo 14, cuando las palabras se empiezan a sublevar. En los últimos capítulos ya significan lo que les da la gana.

3 comentarios:

Miguel Cobo dijo...

Por eso el motín toma el timón:¡es la revolución anagramática!

(!) hombre perplejo dijo...

Si sublevar es algo así como "(e)levarse por encima" de lo que te sometía, ¿no sería más correcto decir "suplevarse"?

al dijo...

Miguel: ¡Buy mueno!

(!): O "sobrel(l)evar".