lunes, 2 de noviembre de 2009

641. Círculo

—Ginebra me engaña de nuevo —dijo Arturo.

A Lanzarote se le atragantó el jabalí.

—¿Estás seguro? —consiguió articular, al fin.
—¿Que si estoy seguro? Tan seguro como que el otro día la pillé montando una mesa redonda.

No hace falta que os diga que de este modo irrumpieron las sagas escandinavas en el ciclo artúrico. En otras palabras: aquélla fue la primera franquicia de Ikea de que se tiene constancia.

1 comentario:

mujer del traje gris dijo...

¿Hubo algo así como un vaso con hielos de por medio? ¿O un chin chin?