lunes, 16 de noviembre de 2009

655. El castillo II

Una lágrima cayó en la arena (como dijo Peret) y el castillo se desplomó.

Fue la gota que colmó el vaso.

6 comentarios:

Entrellat dijo...

A veces un pequeño y miserable gesto hace que algo grande pase, y generalmente es por eso, porque la gota colmó el vaso.

Saludos.

Miguel Cobo dijo...

¡Espléndido!

Ex-compi dijo...

Que fácil sería romper las barreras con simples lágrimas,,, cuanta gente sería mas feliz...
¿Te he dicho que me gustan tus post?

al dijo...

¿Os he dado las gracias por los comentarios? ;-)

Marta dijo...

A mi no!! Ay, si yo no he comentado nada!

Pero la gota era de agua o de ácido? Porque claro, derrumbarse por una gotina de agua tiene mucho más mérito.

al dijo...

Marta, a ti también. Ya sabes que los blogs se pueden leer de arriba abajo y viceversa. Lo mismo pasa con los comentarios.

Era de agua en un 98,3%. También contiene glucosa, proteínas (albúmina, globulina y lisozima), sodio y potasio. Una lágrima, vamos.