sábado, 6 de junio de 2009

492. Risas en un avión

Estoy en un avión, viendo un programa de cámara oculta. Transeúntes que pasan junto a un andamio. Un albañil les mea encima. En realidad, no les mea: sólo les expulsa un chorro de agua, pero la gente no lo sabe. Todo tipo de reacciones, algunas verbalmente violentas. Cuando les dicen que es agua, y que los están grabando, los transeúntes se ríen. A algunos no les dicen que es agua, sólo que los están grabando; igualmente se ríen. Todos menos uno. A éste le han dicho que es agua y que lo están grabando. Sin embargo, no se ríe. Al contrario: se lo toma muy mal. Empieza a insultar al albañil, al equipo del programa, a los transeúntes que se están riendo. Porque, cuanto más se enfada el hombre, más se ríen los transeúntes, y cuanto más se ríen los transeúntes, más se enfada el hombre. Los pasajeros del avión también nos reímos. Y mientras nos reímos, me doy cuenta de que me suena su cara. Yo he visto a ese hombre. Pero ¿dónde?

Todos nos reímos. Hasta las azafatas se ríen. Bueno, todos no. Mi vecino de asiento no se ríe.

5 comentarios:

eva- lazarzamora dijo...

Menudo cachondeo que os llevàis en el aviôn, jo!! es viaje a dônde es para cogerlo y reirme yo también.
A tu vecino lo vamos a mandar al
Gremio de Risoterapeutas, a ver si pueden hacer algo con él...jajajj

Besos cafeteriles y matinales.

Víctor dijo...

Uff... creía que el único tipo que no ríe era el piloto. Ya me lo imaginaba estallando en sonoras carcajadas como un loco mientras todo los pasajeros, con la sonrisa borrada, se colocan en posición de seguridad y rezan a quien no creen.

Saludos lelos!

(!) hombre perplejo dijo...

Mientras no sea un mogwai...

claudia paredes dijo...

Yo no reiría en un avión. Estaría tiesa. Y eso que no me meó el albañil.

al dijo...

Eva: No sé, pero cada vez que hago un viaje más o menos largo en avión, acaban poniendo un programa inglés de cámara oculta.

Víctor: El piloto tampoco se ríe. Está distraído viendo un documental de animales.

Perplejo: O un moai. O un Mowgli.

Claudia: Yo tampoco. Es un programa muy malo.