jueves, 18 de junio de 2009

504. ¿Por qué le llaman Kiko cuando quieren decir Paquirrín?

Francamente, no lo sé. Sólo sé que se equivocan. A diferencia de la rosa (y de Milikito), Paquirrín no puede ser el mismo con otro nombre.

Y si Paquirrín no es el mismo, la realidad se tambalea. Pasado y futuro se confunden. España se desintegra. Peor aún: la obra de Eduardo Mendoza deja de ser la misma. Porque ¿alguien se imagina al alienígena que buscaba a Gurb transformándose en un tal Kiko?

Por todo ello, he decidido montar la Plataforma para la Conservación del Nombre Paquirrín. Aunque puede parecer una empresa quijotesca, sé que no estoy solo. Para empezar, todos los Kikos del mundo van a apoyarme. Estoy seguro.

1 comentario:

eva-la-zarzamora dijo...

Yo no soy Kiko, soy Pipa, pero te apoyo en tan quijotesca empresa, dalo por seguro.
Besos