lunes, 8 de junio de 2009

494. Cada 9 de noviembre

Cada 9 de noviembre ella recibe un ramito de violetas, acompañado de un poema sin firma. Al principio, se siente halagada e intrigada. Y un pelín culpable, aunque se trata de una culpabilidad sin motivos. Aun así, procura ocultárselo a su marido.

Hasta que cae. Las violetas, los versos, la fecha: es como la canción de Cecilia. Entonces, “su amor secreto” sólo puede ser su marido. Sin embargo, no se lo dice. Sólo deja el ramito y el poema a la vista.

Ya han pasado más de veinte años. El ramito no ha faltado ni un año a su cita. Ella siempre lo deja, con los versos, en un lugar bien visible. Pero no dice nada. Su marido tampoco dice nada. Y no porque el ramito lo mande él. En realidad, no lo manda él. Tampoco manda el poema. Ni siquiera conoce la canción de Cecilia. Sólo una vez oyó la versión de Manzanita, pero se encontraba follando con su amante de toda la vida y no se fijó en la letra.

Su amante sí se fijó.

11 comentarios:

eva- lazarzamora dijo...

No sé qué versiôn me gusta màs si la de Cecilia o la der Mansanita.
En todo caso estas historias de trîos por lo que veo son tu punto y te llevan por la calle de los cuentos.
Quién le mandarà el ramillete con el poemita? La amante de su marido? Seguro. Se le ve buena gente.
Igual tu novia y el amigo de tu novia te regalan a ti un ramito y un poema un dîa de éstos, es cuestiôn de paciencia, Al.

Un beso.

Víctor dijo...

¡Vaya bofetada en toda la cara la última frase, Al!

Sería divertido, como dice Eva, que el ramito se lo mandara la amante del marido, para reirse de ambos.

Saludos lelos!

(!) hombre perplejo dijo...

Real como la vida misma... lo cual no es como para alegrarse.

Leola dijo...

Claro que lo manda la amante del marido, así la mujer se queda contenta y no sospecha nada de la relación extramarital y los deja en paz. Una chica lista, la amante.

María Albertí dijo...

En fin!, las cosas cambian.

ismed dijo...

La vida esta llena de sorpresas, esta era un de esas que llevan trampa.

Marta dijo...

Qué viva la amante! Eso es ser servicial al 100%. Y esta versión es más real que la de la canción.

(Tengo que confesar que me encannnnnta la canción de Cecilia, uf, pero nunca me la creí)

al dijo...

Eva, Víctor: Me temo que eso nunca lo sabremos.

Perplejo: Triste pero cierto.

Leola: Bueno, vale, es una posibilidad.

María: Tú lo has dicho. ;-)

Ismed: Sorpresas te da la vida.

Marta: Yo tampoco. Como dice la Cabra Mecánica en otra canción: "Cómo coño iba a ser feliz en su matrimonio si su marido era el mismo puto demonio."

adriana rey dijo...

ufa, que triste

Paula dijo...

Buena vuelta de tuerca a la canción ;)

Paula dijo...

Buena vuelta de tuerca a la canción ;)