lunes, 13 de julio de 2009

529. Spam

Últimamente no paro de recibir mensajes ofreciéndome un alargamiento de pene.

¿En qué demonios estaba pensando cuando se me ocurrió darle mi dirección electrónica a Diana?

2 comentarios:

eva-la-zarzamora dijo...

Estos spam son un rollo. Yo me los recibo para jugar al Casino..
y en esos casos también me pregunto en qué estaba pensando cuando le di mi direcciôn electrônica a mi amigo Cresus.

Besos Al.

claudia paredes dijo...

Yo también tengo tu correo. Pero no se me hubiera ocurrido NUNCA. (Tómatelo como un halago ;)