viernes, 24 de julio de 2009

540. El Diezmo

Con el fin de fomentar la natalidad, el Ministerio de la Familia acaba de promulgar el polémico Diezmo, según el cual un diez por ciento de la producción de preservativos debe ser defectuosa. (Defectuosa en el sentido de ‘roto, pero sin que se note’; y no en el sentido de ‘con los sabores cambiados’.)

El ministro no entiende las protestas de los fabricantes y usuarios:

—¿Es que no se dan cuenta? Aparte de las ventajas evidentes, está el valor añadido: ahora el acto sexual está dotado de una mayor emoción. Es como jugar a la ruleta rusa.

Nos preguntamos si este comentario tiene alguna relación con las enfermedades de transmisión sexual.

7 comentarios:

Víctor dijo...

Creo que hay mejores maneras de darle emoción al acto sexual que ir perforando preservativos. Estos ministros tienen muy poca imaginación.

Saludos lelos!!!

eva-la-zarzamora dijo...

Habrá que traspasar la moción al Ministerio de Fomento.

AIDS.
Besos

virgi dijo...

¡Qué agudos tus cuentos! Entro ahora y me deleito con los últimos.
Un beso

Posmoderna dijo...

Que creativos los del ministerio.
La creatividad de los ministerios es tan abundante como los paises, algunos imaginan guerras, otros en cambio crisis y no faltan los que inventan impuestos.
Ahora, jugar a la ruleta rusa con los impuestos no seria tan emocionante.
saludos

al dijo...

Víctor: Ya te digo.

Eva: Te digo lo mismo que le he dicho a Víctor: Ya te digo.

Virgi: Deléitate como si estuvieras en tu casa.

Posmoderna: Sería más emocionante jugar a la montaña rusa.

Saludos a todos y todas en particular.

María Teresa dijo...

Jajajajaja... me encantó tu cuento.

al dijo...

Gracias, María Teresa. :-)