lunes, 20 de julio de 2009

536. Nuestras cámaras velan por su velatorio

Aunque tiene la oportunidad de decir unas palabras, no lo hará. No quiere estropear su propio funeral.

Dentro del ataúd hay un monitor que le permite seguir la ceremonia.

Esto es algo entre él, el hospital y la funeraria. Para los demás, está muerto.

Concluida la ceremonia, se tragará la pastilla.

4 comentarios:

claudia paredes dijo...

...o cambiará de canal.

Víctor dijo...

Éste buenísimo, Al. Asistir al propio funeral, simular la muerte, suicidarse tras la ceremonia... Bueno, muy bueno, Al. De lo mejorcito de últimamente.

Saludos lelos!!!

Alejandro Ramírez dijo...

¡Muy bueno!

Marta dijo...

Y si la pastilla no funciona?? Tendrá que salir en plan Kill Bill??