viernes, 31 de julio de 2009

547. La fuente

—Los cuentos son una fuente inagotable de cuentos —dice el cántaro, que va tanto a los cuentos que al final se agota.

8 comentarios:

eva-la-zarzamora dijo...

Necesitas un respirito, Al.
Que a mí me encanta venir a beber a esta fuente inagotable de ideas que cada día me sorprenden más y más.
Eres mi mago de los cuentos.
Ya te leo a la vuelta.

Un besito.

no comments dijo...

Es verdad que a mí a veces me pasa lo mismo, es la sensación del cántaro agotado, jejeje


Un saludo indio

Víctor dijo...

Tanto va el cántaro a la fuente, Al, que al final se sabe el camino.

Saludos lelos!!!

solo marcos dijo...

sabes Al, es lógico el cántaro está harto de tanto alarde de subidas y bajadas y a mitad de su ida o de su vuelta, a las largas se deja caer
como buscando eutanacia literaria.

Miguel Cobo dijo...

En la palabra cántaro están contenidos los fonemas del verbo contar. Por algo será.

Marta dijo...

Pero si se agota es porque no le gustan de verdad. Mierda de cántaro.

claudia paredes dijo...

Que sea después del 1017.

al dijo...

Eva: Felices vacaciones, entonces. Espero que a la vuelta no te pegues un atracón de cuentos.

Miguel: Por cierto, atracón también es anagrama de cántaro.

No Comments: Para eso están los cántaros de bebidas isotónicas.

Víctor: Se lo sabe, pero no le sirve de nada, ya que no tiene piernas.

Solo Marcos: Lástima que la lechera del cuento siempre haya preferido los cubos.

Marta: Tampoco es culpa suya, creo yo.

Claudia: Sea.