martes, 21 de julio de 2009

537. Religión alternativa

Si Jesús hubiera nacido en el Lejano Oeste, millones de personas adorarían a una horca. Además, el juego del ahorcado sería un sacrilegio.

3 comentarios:

Víctor dijo...

Joder, Al, muy bien pensado. Me imagino al sheriff Poncio Pilatos lavándose las manos en una cantina. Coronar las iglesias con nudos de horcas debe ser lo más.

Saludo lelos!!!

Fractured hand. dijo...

+1.

al dijo...

Víctor: En una cantina o en un abrevadero.

Fractured Hand: Gracias (ser agradecido nunca está de +).