martes, 30 de marzo de 2010

789. Renacimiento

Aquella vez, el Fénix no renació de sus propias cenizas. Renació de las cenizas de otro.

6 comentarios:

Alís dijo...

Y volvió a ser, aunque no se enteró porque ya no se reconoció...
Un beso

Valentin Ibarra - (acertijo) dijo...

Debe ser por aquello platonico de la trasmigración de las almas.

kkarlos dijo...

Me imagino que fue por probar algo distinto ....

Saludos

Ex-compi dijo...

Si es que quemamos sin pensar...

. TIERRA DE PROSPERIDAD dijo...

¿Por qué 1.017 cuentos?
¿O es pregunta y respuesta a la vez?

al dijo...

¿Y por qué no? (en respuesta a tu pregunta, o en pregunta a tu respuesta).