sábado, 4 de abril de 2009

429. Ayuda

—A quien madruga, Dios le ayuda.
—Eso es totalmente falso.
—¿Ah, sí? ¿En qué te basas?
—En que soy Dios.

5 comentarios:

adriana rey dijo...

Ese es un engreído, o es Dios.

Marta dijo...

Y no madrugo...

Martín dijo...

Muy bueno Al! Seguramente hasta a Dios lo hiciste sonreir.

al dijo...

Adriana: O las dos cosas.

Marta: Aunque lo hicieras, tampoco te iba a amanecer más temprano.

Martín: Creo que nos quedaremos con la duda.

Monseñor Senovilla dijo...

HEREJE!!!