martes, 28 de abril de 2009

453. El amigo invisible

Cuando era pequeño, el hombre invisible no era invisible. Era un niño normal y corriente. Y tenía un amigo invisible. Un día desapareció sin dejar rastro.

Ahora se ha acordado de él. Le gustaría encontrarlo y preguntarle cómo lo hizo. Cómo consiguió ser su amigo.

El hombre invisible está alicaído. Ningún niño quiere ser su amigo.

1 comentario:

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Yo sî, quiero tener un amigo invisible, y ya lo tengo, tù(je, je)