martes, 21 de abril de 2009

446. La matanza de los puercoespines

La princesa se había pinchado. Su padre ordenó ejecutar a todos los puercoespines del reino.

Sólo hubo un superviviente: el que estaba escondido bajo la montaña de colchones.

3 comentarios:

El Ratón Tintero dijo...

¿Junto al guisante?

claudia paredes dijo...

Un puercoespín bebé se perdió de noche en el bosque. Encontró un cactus gigante y arrimándose a él le preguntó "mamá, sos vos?". :P
Lo siento. Desayuné una de las setas gigantes de Ari.

al dijo...

Exacto. El puercoespín y el guisante acabaron teniendo un cactus.