sábado, 4 de septiembre de 2010

947. Ecce homo

Tiene las manos y los pies clavados a una cruz: en esto no se diferencia de los demás.

Cada vez son menos las mariposas coleccionistas de hombres.

2 comentarios:

Alís dijo...

Convendría tenerlo en cuenta antes de clavar un alfiler en un insecto...

Un beso

al dijo...

Sí, los insectos pueden ser muy rencorosos.