jueves, 30 de septiembre de 2010

973. Versiones

El cantautor ha sacado al mercado un disco de versiones. Quiere que el público y la crítica empiecen a apreciar sus cualidades interpretativas, al margen de su valía (sobradamente demostrada) como autor.

El éxito del álbum es tal que los mismos músicos que antes le encargaban canciones para su propio lucimiento ahora sólo le piden versiones de sus propios temas (para lucimiento de tales temas).

Para dar rienda suelta a sus ansias creativas, el otrora cantautor ha escrito y publicado un poemario.

Tiene tanto éxito que los mismos músicos que hasta hace poco le pedían versiones de sus propios temas se acaban de reunir para grabar un disco con poemas (musicalizados por ellos mismos) del otrora cantante de versiones.

El poeta se siente halagado. También se siente desplazado.

5 comentarios:

José R. González dijo...

El éxito es un halago pero normalmente va unido a la perdida de cierta identidad, para complacer al gran público.

Me ha gustado mucho tu blog, queda poco para que llegues a tu objetivo :)

Un saludo,
Jose.

Miguel Cobo dijo...

Es lo que suele pasar con las pescadillas que se muerden la cola, con los perros que persiguen su rabo y con los círculos viscosos , digo viciosos.El narcisismo necesita muchos espejos.

Francisca dijo...

Hola!, te invito a visitar mi blog de ilustraciones y textos breves http://mandamientosdementira.blogspot.com/
Saludos!
Fran

Alís dijo...

Es un riesgo que muchos correrían encantados. Debe de ser el vacío del éxito (mera suposición)

Un beso

al dijo...

Jose: Gracias por el halago. ;-)

Miguel: Aunque los espejos van bien para no mirar a las gorgonas de frente.

Fran: Gracias por la invitación.

Alís: Me has recordado a Woody Allen, que decía que "el sexo sin amor es una experiencia vacía, pero como experiencia vacía es una de las mejores".