domingo, 5 de septiembre de 2010

948. ¡Turbulencia!

Si bien no se puede negar que la turbulencia fuera un factor decisivo en la caída del avión, debe quedar bien claro que no fue su causa inmediata.

En el momento de iniciarse la turbulencia, los miembros de la tripulación retiraron las bandejas del almuerzo. Más tarde, recuperada la estabilidad del avión, empezaron a devolver las bandejas a los miembros del pasaje. Se produjeron varios malentendidos, que dieron lugar a trifulcas, las cuales desembocaron en un motín cuyo desenlace ya conocen.

9 comentarios:

Alís dijo...

Bastante mala es la comida de los aviones como para que encima te den la de otro... Hay cosas que no se pueden tolerar, que para eso pagamos un pasaje carísimo.

;-)

Un beso

Brü dijo...

Ya te queda poco para llegar a los mil diecisiete... seguiré al loro de tus cuentos. Besines mil.

MR. MC.DONALD dijo...

WOW!!! ENHORABUENA!!! EXCELENTE TU BLOG, GENIAL ESTA ENTRADA!!! DE VERDAD TE FELICITO, ME GUSTA EL CONCEPTO QUE LE IMPRIMES A CADA DETALLE Y TE INVITO A QUE TE PASES POR MI NOSTÁLGICO, OSCURO, TRISTE Y DEPRESIVO BLOG DE INVIERNO PARA QUE ME DES TUS MAS SINCERAS IMPRESIONES AL RESPECTO. DESDE HOY TE SIGO. TE ESPERO POR EL MIO...

www.juancarlosmcdonald.blogspot.com

Patricia dijo...

Excelente micro, como las máscaras que representan al teatro. Risa y tristeza.

Fay .· dijo...

Hola :)
estoy recomenzando mi blog, espero
te suscribas nuevamente y podamos leernos, te dejo besitos
Adios.

Ex-compi dijo...

Y lo peor era que no llevaban el cinturón, tanto rato dando instrucciones para su correcto uso y producir el mínimo daño.

Patricil dijo...

¡Muy bueno!

carlos de la parra dijo...

Vuelvo a contemplar en tu fabuloso cuento como la ficción no es tan ficticia como muchos creen.
Ya ocurrió una vez en Africa una trifulca en pleno vuelo entre dos tribus opuestas quienes se dieron hasta con lanzas.
Esto fué atestiguado por un piloto de la fuerza aérea del país que sobrevolaban, a quien le costó trabajo creer lo que veían sus propios ojos.

al dijo...

Alís: Es que si no pagas un pasaje carísimo, la comida te la cobran aparte.

Brü: Pues, sí, el final está a la vuelta de la esquina.

Mr. Mc.Donald: ¡Muchas gracias! También por la invitación.

Patricia: Gracias. :-) )-:

Fay: Eso mismo me dijiste en mi otro blog. ;-)

Ex-compi: Es que no entran en cintura.

Patricil: ¡Gracias!

Carlos: Espero que el piloto en cuestión no estuviera pilotando en ese momento.