lunes, 27 de septiembre de 2010

970. Cuento lamentable

Partido de fútbol entre casados cornudos y casados infieles. Aunque éstos van ganando por goleada, a diez minutos del final les cae una andanada de piedras.

3 comentarios:

Alís dijo...

No sé cómo jugarían al fútbol, pero valor no les falta, desde luego.

Un beso

Bicefalepena dijo...

Es lo que pasa por jugar fuera...

al dijo...

Alís: Eso es porque les gustan los deportes de "aventura".

Bicefalepena: Ciertamente.