sábado, 25 de septiembre de 2010

968. Coraje y arrojo

Un plató de televisión. Un presentador repeinado pasea lentamente sin dejar de mirar a cámara.

—Hoy, en Coraje y arrojo, tenemos la historia de Ralph, un joven como los demás que un buen día se convirtió en un héroe.

Corta a un vídeo que muestra a un joven alto caminando tranquilamente por la calle. Aparece un subtítulo: DRAMATIZACIÓN CON ACTORES. Se oye la voz del presentador, en off:

Una mañana de abril, Ralph iba caminando tranquilamente por la calle, cuando, de repente,…

Unos pasos por delante, un anciano entra en una librería.

… vio a un anciano entrar en una librería.

Ralph también entra.

Entonces Ralph, sin pensárselo dos veces, también entró. Solo y, repetimos, una mañana de abril.

Ralph sale de la librería, llevando al anciano en brazos.

Corta de nuevo al plató. El presentador se detiene junto a un sofá, donde hay sentados un adolescente y un anciano. Ninguno de los dos se parece, ni remotamente, a los actores del vídeo.

—Hola, Ralph.
—Hola.

El presentador se sienta entre los dos, dándole la espalda al anciano.

—Ralph, ¿has vuelto a nacer?

2 comentarios:

Alís dijo...

Al
Me lo he pasado genial con esta entrada. Es buenísima. Cada detalle. Me dio mucha pena que terminara. Quiero ver el "programa completo". (¿Ves? Si es que enganchan).
Magnífico, de verdad.

Un beso

al dijo...

Gracias, Alís. El resto del programa no vale nada.