miércoles, 29 de septiembre de 2010

972. Cuento cuántico

A los amigos tumularios

Hay una teoría según la cual los primeros indios que vieron las carabelas de Colón en realidad no las vieron: aquello era tan radicalmente distinto a todo lo que conocían que su mente no fue capaz de asimilarlo.

Algo parecido le sucedió a Samsagaz Gamyi cuando, en su primera visita a Rivendel, se equivocó de puerta y apareció en un centro comercial que hay a las afueras de Sant Cugat del Vallès.

2 comentarios:

Alís dijo...

Un chileno diría cuento cuático.

(Es bueno o lo digo en el buen sentido)

Un beso

al dijo...

Bueno, si tú lo dices… ;-)