martes, 12 de enero de 2010

712. Ángeles contra demonios

Los ángeles juegan en casa, pero los demonios son mucho mejores: en el Infierno tienen pocas distracciones, aparte del fútbol y las calçotades. Los ángeles hacen más teatro.

El público local abuchea a Lucifer, el ángel que se pasó al equipo contrario. Le gritan Judas, y cosas peores. Entre las cosas peores está el lanzamiento de arpas al terreno de juego. A pesar de todo, los demonios ganan por goleada.

Los jugadores intercambian sus camisetas. Un ángel se equivoca y se queda sin alas.

5 comentarios:

Adivín Serafín dijo...

Estos microrrelatos que trayan de política son difíciles de catalogar. Demasiado sexuales.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

bien rematado al final.

al dijo...

Adivín: ¿…?

Daniel: Tiene gracia, porque he suprimido la última frase. Parece que voy aprendiendo de críticas anteriores. ;-)

Adivín Serafín dijo...

En vez de trayan debes de leer tratan y es un comentario un poco irónico, pero el microrrelato me ha gustado.

Miguel Cobo dijo...

¿Quién era el árbitro?, ¿Dios?