sábado, 30 de enero de 2010

730. El sastrecillo de Hamelín

Cuando lo llamó el alcalde, el sastrecillo valiente acababa de descubrir que le daban miedo las ratas.

4 comentarios:

Miguel Cobo dijo...

El sastre me ha traído a la memoria (a propósito del miedo, la valentía, el heroismo) una divertida reflexión que le oí a Manuel Vicent en un debate sobre el tema. Decía:
Si alguna vez me erigen una estatua, que en la inscripción al pie pueda leerse, no "Aquí murió Manuel Vicent", sino "De aquí salió huyendo"

Ex-compi dijo...

Las ratas son el único animal que persiste tras una explosión nuclear.. tendrá algo que algunos humanoides están añadiendo a su material genético

Adivín Serafín dijo...

Se ve que la rata del alcalde es de gran tamaño.

al dijo...

Miguel: Eso sí que es una frase lapidaria.

Ex-compi: Tal vez las ratas estén experimentando sus medicamentos con humanos.

Adivín: Es un rato grande.