miércoles, 11 de agosto de 2010

923. El indulto oculto

—Muy bien, vosotros lo habéis querido —anunció Pilatos—. Crucificaremos a Barrabás, pero no se lo diremos a nadie.
—¿Y yo? —preguntó el indultado.
—Tú serás Barrabás, de ahora en adelante.

7 comentarios:

Mademoiselle Calamité dijo...

Y luego dicen que la justicia es ciega.. :p

al dijo...

Pero ve en la oscuridad, como decían en una vieja serie.

Patricia dijo...

¿Así fueron las cosas? Suerte que alguien me avisa.
Felicitaciones

Alís dijo...

El nuevo Barrabás falleció poco después en un lamentable accidente, mientras el auténtico resucitó al tercer día y le robó la vida eterna al indultado. El ladrón fue adorado por siglos...

Un beso

Fay .· dijo...

Hola, me ha encantado tu blog, asi que me suscribo
inmediatamente, espero puedas pasar por el mio

Besitos Fay.

al dijo...

Patricia: Si no fueron así, fueron de otra manera. O no fueron.

Alís: Creo que me he perdido.

Fay: Muchas gracias. Me pasaré inmediatamente.

María dijo...

Este estaba sentenciadito. Me gusta.