miércoles, 18 de agosto de 2010

930. El pirata entero

Es un pirata de raza. Su extraordinario talento le ha permitido conservar todos sus miembros. Y es que, a pesar de llevar cientos de abordajes en su currículo, sigue teniendo dos brazos, dos piernas y dos ojos. Así es muy difícil hacerse respetar.

3 comentarios:

saroide dijo...

Genial: la habilidad profesional les resta credibilidad a los pobres piratas jajajjaaja

Ays. Me dará pena el día que llegue el cuento 1.017 ;)

Alís dijo...

Si sólo ocurriera con los piratas... En muchas profesiones, no vale ser bueno, ni siquiera basta con demostrarlo. Hay que aparentarlo.

Muy bueno

Besos

al dijo...

Saroide: Todo llega.

Alís: Es cierto. Por ejemplo, en uno de los oficios más antiguos del mundo: esposa del César.