martes, 27 de mayo de 2008

119. La peluquera de Rapunzel

Hace mucho, mucho tiempo que Rapunzel no va a la peluquería. Sintiéndose despechada, la peluquera empieza a difundir un rumor.

A Rapunzel le ha crecido el cabello lo suficiente como para hacerse una trenza que le permita descolgarse de la torre. Una vez abajo, descubre que el príncipe no está.

2 comentarios:

El Pez Plátano, dijo...

El príncipe no acudirá hasta que Rapunzel se haga mechas doradas.

al dijo...

Con mechas doradas se convertiría en una rubia explosiva.