viernes, 21 de marzo de 2008

5. De la muerte

Todavía me estoy recuperando, tía, es que es muy fuerte, porque siempre me ha parecido de muy mal gusto, lo de morirse, porque la gente es muy cutre, tía, así que imagínate cómo estoy, qué vergüenza, te juro que no quería, claro, cómo iba a querer, si lo hubiera sabido, pero no, ya es tarde, te juro que habría avisado, ay tía, no me lo tengas en cuenta, plis, no quería, y menos ahora, a punto de empezar la última temporada de Sex and the city, me pregunto si aquí tendrán el Canal Plus, o dividís, pero me temo que no, este sitio es tan, tan retro, muy sixtis, y ese viejo, parece uno de esos drogadictos de Ibiza, cómo se llaman, los jipis, eso, te lo juro por Pachá, tía, parece un jipis, y no para de mirarme, dice que es el páblic rileisions, pero no puede serlo, es muy viejo, y barbudo, se parece a aquel que cantaba con el padre de Stella McCartney, igual pero en viejo, y lleva sandalias, menos mal que no lleva calcetines, y esas alas, en serio, tía, alas, lleva alas, es superquich, todavía no me he recuperado, y ahora se me acerca, es que ya no sé qué más me puede pasar, antes muerta y ahora esto, y me ha sacado algo, una mochila, una apestosa mochila, por lo menos espero que tenga ropa limpia, ya no te digo algo de Versace, pero al menos algo que me pueda combinar, pero no, tía, no me lo puedo creer, son dos alas, es supersuperfuerte, te juro que me quiero morir.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ja t'ho vaig dir en el seu moment. Fantàstic.

Quim

al dijo...

Gràcies un altre cop!