sábado, 22 de marzo de 2008

7. No somos juguetes

De noche, dentro de una macrotienda de juguetes. En una de las paredes hay un mural con el logotipo de la juguetería: TOYS WE “R”. Un bote de spray escribe (justo detrás de la “R”) la palabra NOT.

El que acaba de hacer la pintada es un muñeco con forma de patata: un Don Patato (en adelante, DP).

Toda la tienda empieza a temblar: algunas estanterías amenazan con caerse. Se oye un murmullo creciente. Detrás de un expositor aparece una multitud de DP. Pasan al lado del grafitero, que se une a ellos.

Hay cientos de DP. Y cada vez son más. Algunos (solos o con ayuda) salen de sus cajas y se añaden a la multitud. Muchos van pertrechados con armas de juguete; otros conducen camiones y tanques, también de juguete. Pronto son más de mil: una marea de patatas avanzando por los pasillos de la tienda. Y todas gritan como una sola voz:

¡¡¡No somos juguetes!!! ¡¡¡Somos patatas!!! ¡¡¡No somos juguetes!!! ¡¡¡Somos patatas!!! ¡¡¡No somos juguetes!!! ¡¡¡Somos patatas!!!

Los DP se han detenido. Frente a ellos, un vigilante nocturno observa la manifestación con aparente desinterés. Tiene una bolsa de patatas fritas; coge una, la muerde: el crujido rompe el recién estrenado silencio.

Mil DP se estremecen al unísono. Acto seguido, empiezan a gritar como una sola voz:

¡¡¡No somos patatas!!! ¡¡¡Somos juguetes!!! ¡¡¡No somos patatas!!! ¡¡¡Somos juguetes!!!

2 comentarios:

tequila dijo...

muy buenas:
estoy enganchada... soy leedoras de cuentos, más aun si son breves y la verdad es que los tuyos me encantan.
queria comentarte algo: si pones mas de uno cuál comentar porque tampoco es plan de llenar tu correo con apreciociones estupidas y comentarios, aunque por otro lado tienes que saber que se leen todos.
me entra curiosidad, te dedicas a esto? son tuyos? estan publicados?
tienes que darle publicidad.

En fin que muchas gracias por colgarlos aqui, seguire leyendo aunque no suela comenar pq me da vergüena.
un saludo

al dijo...

Tequila, muchas gracias a ti por leerlos. Por comentar o no, no te preocupes. Vamos, que puedes comentar las veces que quieras (si quieres), sin vergüenza.

Respondiéndote: Me dedico, pero no profesionalmente. Sí, son míos. Y sólo están publicados en formato blog. (Bueno, uno de ellos salió una vez en el suplemento de un periódico, pero de eso hace ya cuatro años.)

Saludos.